Home / Turismo en China / Guía de viaje a Xi’an – parte I

Guía de viaje a Xi’an – parte I

La ciudad de Xi’an es conocida a nivel internacional por sus guerreros de Terracotta, sin embargo, esta ciudad esconde un encanto que supera con creces la visita a los guerreros. Te proponemos un viaje  a Xian de un fin de semana, antigua capital de China conocida como 长安 (Zhang An).

Viaje a Xian

¿Cómo llegar a la ciudad?

Si vienes en avión, ten en cuenta que el aeropuerto de Xi’an está alejado de la ciudad. Puedes llegar al centro en un autobús local que cuesta 25 yuanes y te deja frente a la plaza donde se encuentran la Torre de la Campana y la Torre del Tambor (el centro de la ciudad). Tarda alrededor de una hora.

Si coges un taxi desde el aeropuerto, el tema es algo más complicado, ya que no es fácil que utilicen el taxímetro y te darán un precio fijo. No te conformes con el precio que te den, intenta negociarlo. Incluso utilizando el taxímetro, no costará menos de 100 yuanes, ya que como decíamos, es una distancia bastante larga, sin embargo, no deberíais pagar más de 150.

Si vienes en tren, puedes llegar a dos estaciones diferentes. Si has optado por un tren rápido, llegar a la estación del norte (西安北), en este caso, lo más conveniente es coger el metro para ir al centro. Dentro de la misma estación de tren encontrarás la entrada al metro, compra tu billete por 4 yuanes y en media hora estarás en la parada de la Torre de la Campana (钟楼). Si viajas en cualquier otro tren, llegarás a la estación de tren de Xi’an (西安火车站), que está en el centro de la ciudad, junto a la puerta norte de la muralla.

¿Qué ver en Xi’an?

Torre de la Campana (鼓楼), Torre del Tambor (钟楼) y Barrio Musulmán (回民街): dentro de la muralla, justo en el centro de la ciudad. Es una de las partes más turísticas y más bonitas de la ciudad. Ambas torres están recién restauradas, no merece la pena entrar a ambas, ya que son muy parecidas. La plaza entre ambas torres suele ser punto de encuentro para muchas personas que viven o viajan a Xi’an, donde hay cafeterías como Starbucks y restaurantes de comida típica de la ciudad.

Justo detrás de la Torre del Tambor se encuentra el Barrio Musulmán, una calle peatonal llena de restaurantes y pequeñas tiendas de comida y souvenirs. Conforme entras al barrio a la derecha, encontrarás el zoco, una estrecha calle llena de puestos con ropa, recuerdos chinos y copias. A mitad de esa calle (en un callejón, torciendo a la izquierda) encontrarás la Mezquita, uno de los mejores retiros de la ciudad. Es una visita obligatoria.

Mezquita de Xian

Los Guerreros de Terracotta (兵马俑): es la mayor atracción que tiene la ciudad y a pesar de que suele decepcionar a muchos de sus visitantes, es un must que no te puedes perder (solo conocemos a un valiente que ha visitado esta ciudad sin hacer la peregrinación a los guerreros). Aproximadamente a una hora del centro de la ciudad, puedes ir en autobús local (número 306) por solo 7 yuanes.  Encontrarás este autobús verde en el aparcamiento de la estación principal de tren. Puedes hacer una parada a mitad  de camino con este mismo autobús para visitar los baños del emperador Huaqing (华清池), coméntaselo al conductor cuando compres el billete del autobús y entonces solo pagarás el tramo hasta estas termas (3 yuanes aprox.). Una vez visitadas, en la puerta de las termas puedes coger de nuevo el autobús para dirigirte a los guerreros, que es la última parada.

La entrada a los guerreros cuesta 150 yuanes.

Gran Pagoda del Ganso Salvaje (大雁塔): la principal atracción de esta zona no es la pagoda, ni su parque, que pocos turistas han visitado por dentro (hay que pagar dos entradas no muy económicas, una para entrar al parque y otra para subir a la pagoda), sino darse un paseo por sus alrededores. Es una zona muy nueva, un boulevard lleno de restaurantes con comida occidental y algún que otro local de copas. Si os gusta la comida india, encontraréis un restaurante muy bueno en la avenida principal que va a la pagoda, en la parte más cercana a esta. Todos los días a las 20:30 hay un espectáculo de luces y música en esta fuente, una de las principales atracciones para la población china, que si no lo sabéis, son grandes amantes de las luces, los leds y los colores. Esta misma plaza es la que acoge a cientos de personas la noche del 31 de diciembre para dar la bienvenida al año nuevo.

Calle de la Caligrafía (书院门): una de las principales joyas de Xi’an. Una pequeña calle paralela a la muralla, a dos minutos de la Puerta Sur (conforme entras a la ciudad por esta puerta, en la parte derecha), que recoge muchas tiendas y pequeños puestos donde se venden pinceles, tinta, sellos, pinturas, caligrafía,… A pesar de que puedas ver algún turista que otro, es en realidad una calle real donde las personas chinas acuden a comprar los utensilios que necesiten para hacer pintar.

Calle de la caligrafía Xian

La muralla: rodea todo el centro de la ciudad. En realidad no es la muralla original, sino una reconstrucción que de hecho no recorre exactamente las mismas partes que la antigua muralla. Puedes acceder a ella por diferentes puntos, por 40 yuanes. Os recomendamos recorrerla en bicicleta (40 yuanes / 100 minutos, más 300 yuanes de depósito que te devuelven sin problemas una vez devuelves la bicicleta) al anochecer, uno de los mejores momentos para ver la ciudad desde las alturas. Puedes dar la vuelta entera en 1 hora y media, a un ritmo relajado y con alguna parada.

¡Disfruta de este viaje a Xian!

Ver también

Cosas que ver en China

Como país con una cultura milenaria muy antigua, China ofrece una cantidad sin fin de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.