Home / Transporte en China / Viajar en China II: cómo entender un billete de tren.

Viajar en China II: cómo entender un billete de tren.

Una vez que hemos decidido viajar en China en tren, será importante decidir en qué tipo de tren queremos viajar: hay trenes bala, trenes normales y trenes nocturnos. Las mejores aventuras (al menos desde mi punto de vista) ocurren en los trenes nocturnos.

El primer paso es elegir el horario y después el tipo de cama: dura, blanda y la clase de “lujo”. No obstante, que no os engañe el nombre. La mayor diferencia entre las camas duras y las camas blandas no es la calidad de la cama ya que la diferencia es prácticamente imperceptible, sino que el camerino está cerrado en las blandas, y abierto en las duras. Como compré el billete casi a última hora – deberíais comprarlo con varios días de antelación teniendo en cuenta la gran cantidad de gente que viaja a diario p- me quedé sin camas duras y no pude vivir esa experiencia, pero si queréis conocer el modo más “clásico” de viaje en China, os aconsejo esta vía.

Así pues, con mi billete de cama “blanda” en la mano, fue un poco difícil en un primer momento saber qué era lo que tenía que hacer. Para empezar, los números que vemos en la parte de arriba escritos en rojo, son el número de nuestro billete (no nos tenemos que preocupar por ellos).

billete

Justo en la siguiente línea encontramos la estación de origen y una flecha señalando a la estación de destino con un número y una letra escritos encima: ese es el número de nuestro tren (en la foto, Z20). Es muy importante comprobar la estación ya que suele haber más de una, generalmente localizadas en el norte, sur, este u oeste; en la mía de la foto, llegaba desde la normal de Xi’an hasta la de Pekín oeste. Con el número de nuestro tren, tendremos que mirar en las pantallas cuál es la sala de espera en la que tenemos que aguardar hasta que llegue el tren, nada complicado.

Finalmente más abajo encontramos la fecha del billete (2014/06/09 a las 19:55), y a la derecha, por orden, el número de vagón (10), el número de camerino – o más concretamente, el número que debemos buscar en las puertas del vagón- (34) y finalmente, la posición de la cama (arriba). Sabiendo leer esta parte del billete no tendremos ningún problema una vez que estemos en la estación.

Ver también

Viajar en China I: la odisea de los trenes nocturnos

Para quienes queráis viajar en China o tengáis amigos allí, ¿quién no ha oído hablar alguna vez …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.