Turismo en Alemania

El turismo en Alemania ocupa uno de los principales puesto de Europa, pues millones de personas se desplazan cada año a este país de Europa central pese a que no es uno de los destinos más económicos en comparación con otras opciones europeas, pero tampoco es de los más caros y puede ser una experiencia inolvidable si tenemos en cuenta lo mucho que tiene que ofrecer.

turismo-alemania

Turismo en Alemania, una experiencia completa

Una de las grandes ventajas que presenta Alemania como destino turístico, es que están muy acostumbrados al la gran afluencia de emigrantes, por lo que muchas de sus actividades y completos están orientados al turismo ofreciendo todas las comodidades y servicios. Además, Alemania se caracteriza por estar muy bien comunicado tanto para desplazarse en lo que respecta a desplazamientos desde el exterior (pues cada una de las grandes ciudades cuenta con al menos un aeropuerto), como en lo referente a desplazamientos por el interior, pues la eficiencia de los servicios públicos de transporte alemanes son ampliamente conocidos en todo el mundo.

El idioma tampoco es un problema a nivel turístico, pues aunque la primera lengua sea el Alemán, casi todos los alemanes saben Inglés y en los complejos hoteleros suelen disponer de servicio multilenguaje en los idiomas más extendidos a nivel global.

La oferta cultural en Alemania es bastante amplia y a lo largo de toda su geografía podemos encontrar muchos monumentos históricos como el Castillo de Neuschwanste, que es uno de los más visitados por los turistas o la Iglesia de San Miguel perteneciente al movimiento renacentista.

Quienes visiten Alemania para una escapada rápida o con poco tiempo, en Berlín pueden encontrar toda la oferta turística concentrada plagada de interesantes monumentos arquitectónicos como la Puerta de Brandernburgo visitada cada día por miles de personas y la mejor oferta de ocio tanto diurna como nocturna.

Al margen de la capital, otras ciudades interesantes de visitar en Alemania y una parada obligada para los turistas que dispongan de más tiempo para permanecer en el país son Núrember y Hamburgo.

Núrember es la capital del turismo medieval y sus calles y escenarios desplazarán la imaginación del visitante hasta la edad media. La Iglesia de San Lorenzo y San Sebaldo son algunos de los monumentos más famosos de la ciudad magistralmente restaurados que merece la pena visitar.

Hamburgo se considera la puerta de Alemania. El lago Alster y la avenida Jungfernstieg, que es una de las calles más concurridas y comerciales de la ciudad componen algunos de los lugares más emblemáticos y de mayor reconocimiento turístico de la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.