Home / Finlandia / Trabajar en Finlandia

Trabajar en Finlandia

Trabajar en Finlandia se ha postulado como una opción a tener en cuenta entre quienes están buscando trabajo en los países escandinavos. En el pasado, Finlandia ha estado más cerrada que otros países al flujo de inmigrantes en su sociedad, pero de un tiempo a esta parte ha cambiado la dinámica de inmigración debido a que los estudios estadísticos vuestra claro envejecimiento de la población como consecuencia del baby boom y la necesidad inminente de mano de obra extranjera para cubrir las pensiones de una población cada vez más anciana.

trabajar-en-finlandia

Un ejemplo de las nuevas políticas migratorias es que en el 2008 Finlandia alcanzó la cuota más alta de inmigración respecto a años anteriores y se han establecido diversos programas para favorecer la entrada de inmigrantes en las especialidades más demandadas del país que no se cubren con los residentes locales.

Porqué trabajar en Finlandia, Finlandia en cifras

El paro en Finlandia se ha medido en un 9,4%, siendo esta una de las tasas más elevadas de los países escandinavos. La economía finlandesa ha mermado en los últimos años como consecuencia de la caída de Nokia, una de las principales empresas de telecomunicaciones que sustentan la economía del país. No obstante, este sigue siendo un buen porcentaje en comparación con otros países de la Unión Europea con tasas de paro mucho más elevadas.

El salario promedio Finlandia se ha medido en 43536 € al año durante este año 2016, lo que equivale a 3628 € al mes distribuidos en 12 pagas.

Finlandia ocupa actualmente el treceavo puesto del ranking Doing Business que mide los 190 mejores países para realizar negocios en todo el mundo.

Trabajos más demandados en Finlandia

El mercado laboral finlandés está constantemente en demanda de profesionales cualificados y por tanto es el perfil que a priori prima a la hora de aceptar trabajadores extranjeros. En este punto, el sector de la sanidad y especialmente el de los cuidadores de la tercera edad son las especialidades más demandadas para cubrir las vacantes necesarias que exigen el progresivo envejecimiento de la población.

A los médicos, enfermeras y cuidadores entre las profesiones más demandadas en Finlandia le sigue muy de cerca profesores de educación especial, higienistas dentales, psicólogos, dentistas y agentes comerciales.

Entre los perfiles profesionales de baja cualificación o sin titulación académica los trabajos más demandados se encuentran en el sector limpieza.

Idiomas necesarios para trabajar en Finlandia

Los idiomas oficiales de Finlandia son el finés y el sueco, aunque la mayoría de los residentes también saben inglés. De hecho, se estima que el 80% de la población está familiarizado con este idioma.

En puestos de baja cualificación como el sector limpieza es posible encontrar un puesto de trabajo únicamente con un buen dominio del inglés, pero en puestos de alta cualificación es imprescindible un fluido manejo del finés para poder encontrar un trabajo cualificado.

Aprender sueco también puede favorecer exponencialmente las posibilidades de encontrar un empleo cualificado al tratarse de la segunda lengua más hablada del país, especialmente a la hora de solicitar un trabajo en empresas que tengan proyección internacional y establezcan relaciones con el extranjero.

Documentación para trabajar en Finlandia

Los residente de los Estados miembros de la Unión Europea podrán transitar libremente en el país para vivir y buscar trabajo durante al menos 3 meses desde su llegada. Esto es posible gracias a la ley de la libre circulación de los Estados miembros que establece la posibilidad de transitar libremente por cada uno de los países integrados en la Unión Europea.

Los inmigrantes procedentes de los Estados no comunitarios y aquellos inmigrantes comunitarios que deseen prolongar su estancia durante más de 3 meses en el país, deberán obtener un permiso de residencia.

El permiso de residencia en Finlandia puede otorgarse por múltiples causas además de la obtención de un empleo en el país. Algunos de estos supuestos abarcan los motivos de estudio cómo tener descendencia finlandesa, reunificación familiar o en última instancia, retorno por razones humanitarias.

Dependiendo del motivo de la solicitud del visado éste puede tener una durabilidad variable en el tiempo cómo ha transcurrido el cual deberá solicitarse una ampliación o en su defecto, si así lo requiere un nuevo permiso.

Para saber las condiciones y requisitos en cada una de las modalidades admitidas por el permiso de residencia, se debe consultar la página oficial de inmigración finlandesa dónde están especificadas detalladamente cada uno de los supuestos anteriormente mencionados.

Los permisos de residencia en Finlandia por la unificación familiar se otorgan a los cónyuges o uniones certificadas entre personas que pueden ser del mismo sexo o no.
Para acreditar la unión, la pareja tiene que es tener un hijo en común o haber convivido durante al menos 2 años demostrable, además de ser mayor de 18 años.

Los permisos de residencia por estudios únicamente se conceden si estos van a perdurar en el tiempo durante más de 3 meses. Este tipo de visado suele tener durabilidad de un año y tan sólo se podrá solicitar uno al año. Su expedición tiene validez tanto para cursar estudios el instituto como en escuelas profesionales, además de estudios universitarios y escuelas de idiomas.

Además de los documentos solicitados en la página de la embajada, deberíamos de aportar los correspondientes justificantes de abonos de matrícula para los estudios que se cursarán durante el año que duren permiso. Además de esto, también se deberán justificar la correspondiente solvencia económica para poder mantenerse por sus propios medios durante el el tiempo que duren los estudios en los que el solicitante se ha matriculado, lo cual incluye estancia, transportes, comida y un seguro médico.

El permiso de residencia por trabajo se debe solicitar directamente en la Embajada de Finlandia aportando el certificado proporcionado por el empleador y el contrato de trabajo. El empleador por su parte debe hacer constar en el contrato que cubre y cumple con todos los trámites legales que la legislación finlandesa exige tales como coberturas a la Seguridad Social, seguro médico y todas las garantías que respaldan al trabajador según convenio.

La negativa de la oficina de migración al permiso de residencia se puede apelar dentro de 30 días a partir de la fecha de la notificación.

Ver también

Trabajar en el Vaticano

Trabajar en el Vaticano probablemente se presente como una de las opciones más difíciles de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.