Viajar en China I: la odisea de los trenes nocturnos

Para quienes queráis viajar en China o tengáis amigos allí, ¿quién no ha oído hablar alguna vez de la aventura de viajar en sus trenes?

Empecemos por el principio: sacar el billete. Puede parecer sencillo, pero no lo es tanto como le puede resultar a un extranjero en España. En mi caso, realicé un viaje Xi’an-Pekín en el que me propuse comprar el billete por mi cuenta, pero recordad que hay agencias que os ayudan a sacar el billete en numerosos puntos de la ciudad para que no tengáis que acudir a la estación.

Una vez que llegué a la estación – en el mapa parecía que estaba justo al lado de una boca de metro, pero finalmente resultó estar a casi 25 minutos girando en diversas direcciones…- encontré un panorama que no había visto nunca antes: un sinfín de filas, vallas y colas que te impedían llegar a la puerta de la estación, además de gente corriendo en todas direcciones con el billete en la mano, pero claro, ¿dónde habían sacado ese billete? Me acerqué a un puesto de información en el que otras cinco personas preguntaron a la vez que yo, y finalmente pude entender gracias a la respuesta que dieron a otro chico, que la puerta de comprar los billetes era la última del fondo.

tren1

Atravesé las colas como pude y entré en lo que es una especie de edificio anexado a la estación y que únicamente se utiliza para vender billetes. Supuestamente suele haber una ventanilla con personal de habla inglesa para los extranjeros (yo no la conseguí encontrar, aunque tampoco la busqué demasiado). Aguardé unos 15 minutos hasta que me tocó mi turno en la cola, y ahí empezó la primera de las odiseas. Demasiado ruido y gente hablando, la mujer de la ventanilla no conseguía entenderme, y por si fuera poco yo tampoco la entendía a ella. Resultado: salí de la fila y me volví a poner en la cola mientras escribía en un chino un tanto desmejorado qué era lo que quería. Cuando llegó mi turno de nuevo no tuve ningún problema, así que una vez más me reafirmé a mí misma que lo mejor que puedes hacer si viajas a China y tu mandarín no es perfecto es escribirlo todo y pedir ayuda a alguien que te entienda para que revise lo que has puesto.

Nuevo servicio para comprar billetes de tren en China

Como siempre en nuestra web nos gusta poneros las cosas muy fáciles para poder viajar o trabajar en China. En esta ocasión os vamos a facilitar el transporte por el país asiático. Para ello hemos llegado a un acuerdo con una importante empresa china para ofrecer billetes de tren desde nuestra web.

comprar billete de tren en China

El funcionamiento de este nuevo servicio es muy sencillo, tan sólo tenéis que poner el origen, el destino y la fecha. Una vez que pulsamos en “Enviar” nos aparecerán todas las opciones para poder viajar entre esos destinos.

Con el billete ya impreso, será mucho más fácil viajar en China pues tendremos asegurada nuestra plaza, no tendremos que hacer largas colas para la espera y además tendremos un plan mucho más precisa de lo que vamos a hacer al saber exactamente a qué hora salimos y a qué hora llegamos.

Si tenéis cualquier duda sobre este servicio para comprar billetes de tren en China, no dudéis en dejar un comentario en este mismo artículo. Os dejamos a continuación el buscador donde podréis comprar estos billetes. Aunque este buscador estará siempre disponible en la barra lateral de nuestra web.

Viajar en China II: cómo entender un billete de tren.

Una vez que hemos decidido viajar en China en tren, será importante decidir en qué tipo de tren queremos viajar: hay trenes bala, trenes normales y trenes nocturnos. Las mejores aventuras (al menos desde mi punto de vista) ocurren en los trenes nocturnos.

El primer paso es elegir el horario y después el tipo de cama: dura, blanda y la clase de “lujo”. No obstante, que no os engañe el nombre. La mayor diferencia entre las camas duras y las camas blandas no es la calidad de la cama ya que la diferencia es prácticamente imperceptible, sino que el camerino está cerrado en las blandas, y abierto en las duras. Como compré el billete casi a última hora – deberíais comprarlo con varios días de antelación teniendo en cuenta la gran cantidad de gente que viaja a diario p- me quedé sin camas duras y no pude vivir esa experiencia, pero si queréis conocer el modo más “clásico” de viaje en China, os aconsejo esta vía.

Así pues, con mi billete de cama “blanda” en la mano, fue un poco difícil en un primer momento saber qué era lo que tenía que hacer. Para empezar, los números que vemos en la parte de arriba escritos en rojo, son el número de nuestro billete (no nos tenemos que preocupar por ellos).

billete

Justo en la siguiente línea encontramos la estación de origen y una flecha señalando a la estación de destino con un número y una letra escritos encima: ese es el número de nuestro tren (en la foto, Z20). Es muy importante comprobar la estación ya que suele haber más de una, generalmente localizadas en el norte, sur, este u oeste; en la mía de la foto, llegaba desde la normal de Xi’an hasta la de Pekín oeste. Con el número de nuestro tren, tendremos que mirar en las pantallas cuál es la sala de espera en la que tenemos que aguardar hasta que llegue el tren, nada complicado.

Finalmente más abajo encontramos la fecha del billete (2014/06/09 a las 19:55), y a la derecha, por orden, el número de vagón (10), el número de camerino – o más concretamente, el número que debemos buscar en las puertas del vagón- (34) y finalmente, la posición de la cama (arriba). Sabiendo leer esta parte del billete no tendremos ningún problema una vez que estemos en la estación.

Cómo viajar barato a China

Cómo viajar barato a China

El título deja bastante claro de lo que vamos a hablar hoy en nuestra web. Y es que, si nos podemos ahorrar algo de dinero cuando vamos a buscar trabajo en China, pues mejor que mejor. Y la mejor forma de volar barato a China es por medio de la compañía rusa Aeroflot.

Si quieres viajar barato a China es la mejor opción, aunque eso sí, no la más cómoda. Los aviones están renovados y desde que esta compañía aérea renovó su flota, no ha habido ningún problema. El único impedimento es que si quieres que de verdad te salga económico, vas a tener que hacer escala en Moscú durante varias horas. Si viajas con esta compañía podrás llevar 23Kg en la maleta que vayas a facturar y 10 kg en la de mano.

Si te decides por viajar con esta compañía no te preocupes por el visado ruso, ya que si no sales del aeropuerto no lo vas a necesitar. Aunque siempre puedes pedir un visado de tránsito para un día, por si la escala es de varias horas, para aprovechar y visitar la capital rusa.

Viajar por China en tren

¿Quieres viajar por China en tren?, ¿a qué esperas?, súbete con nosotros y te explicaremos todas las claves para que tengas un buen viaje.

Viaja en tren por China

¿Cómo y dónde compro los billetes?

Puedes ir directamente a la estación de tren, en cualquier agencia de viajes o en unas pequeñas oficinas que suelen estar repartidas por toda la ciudad, con una ventanilla que da a la calle.

Recuerda que estás en China y que es un país superpoblado, lo que quiere decir que no es tan fácil conseguir billetes para según qué trayectos y según qué fechas. Como ya os iremos comentando en esta sección, no os aconsejamos viajar dentro de China durante las vacaciones del país, como el Año Nuevo Chino o cualquier otro puente.

Aún así, debes saber que no se pueden comprar billetes hasta 10 días antes de la salida. Hasta hace pocos años no se podían comprar un billete de tren que no saliera de la ciudad desde donde lo compras, por lo que no podías comprar la vuelta hasta que no estuvieras en tu destino. A pesar de que ahora sí es posible hacerlo, tienes que tener en cuenta que ese billete no estará a la venta, como el de ida, hasta 10 días antes de tu salida. Puedes sin embargo reservar estos billetes a una agencia de viajes y ellos se encargarán de comprarlos justo en el momento en que estén disponibles.

No olvides llevar tu pasaporte, ya que en la actualidad, tienes que mostrarlo en taquilla antes de comprarlo. El billete tendrá tu número de pasaporte impreso y aunque no ocurre siempre, es probable que te pidan identificación al acceder a la estación, antes de montarte al vagón o una vez dentro del tren.

¿Cómo puedo consultar los horarios y precios?

Puedes consultar los horarios en la página web oficial de los trenes en China, pinchando en este enlace.  Una vez allí, introduce la ciudad de salida y de destino en las dos casillas que te mostramos a continuación. Lo puedes hacer utilizando los caracteres, tal y como aprendiste en una de las lecciones del curso Aprende chino, o bien utilizando la transcripción del nombre (pinyin), como por ejemplo Beijing, Shanghai, etc.

Página web tren

A continuación te aparecerá una pantalla no solo con los horarios, sino con los precios y todas las diferentes modalidades de asiento o cama que tienes en cada uno de los trenes. La elección no es fácil…

¿Qué tipo de billete compro?

Trenes PK-SH

En general, puedes elegir entre asiento o cama. Si te decantas por asiento, obviamente el precio será más económico. Aún así, según el tren, deberás hacer otra elección más, asiento “blando” o “duro”. El asiento blando no solo implica una mayor comodidad porque tenga más esponja, sino que estos se encuentran en vagones más amplios a los que solo acceden personas que hayan pagado por un billete de ese tipo. Sin embargo, en los asientos duros la situación cambia. En China puedes llegar a comprar billetes para estar de pie, no importa la distancia del trayecto. Así que en estos vagones estarás literalmente rodeado de infinidad de personas que ocupan cada hueco del tren, incluidos baños, lavabos o debajo de tus asientos. Es muy común que se sienten personas en tu asiento cuando vayas al baño y aunque no tendrás ningún problema en recuperar el asiento en cuanto vuelves, ya que así lo indica en tu billete.

Asientos tren

Respecto a las camas, la experiencia también es totalmente diferente entre elegir cama dura y cama blanda. Si tienes ganas de sociabilizar un poco, la cama dura es la mejor opción y de hecho, la que te recomendamos desde Trabajoenchina.org para que conozcas un poco más de la cultura china. Estamos hablando de un vagón lleno de literas de tres camas (baja, media y alta), con una mesita entre una y otra litera. No tiene puertas, ni compartimentos. Hay un pequeño maletero a lo largo de todo el pasillo, donde además encontrarás unos pequeños asientos y mesas. Aunque las tres camas son igual de grandes, la separación entre la cama inferior y la del medio, es mucho mayor, por lo que puedes estar sentado cómodamente. Sin embargo, la que está en el medio y sobre todo la que está en la parte superior, pueden dar cierta claustrofobia por la poca separación que tienen. Es verdad que elegir la cama inferior supone que tus compañeros de viaje de las otras dos camas superiores utilizarán la tuya como asiento durante partes del trayecto, pero siempre con respeto e incluso pidiéndote permiso. Hablar con tus vecinos de literas puede ser una gran oportunidad para practicar chino.

En este tipo de camas verás lo que se podría conocer como el ritual del tren: la gente siempre lleva comida para todo el trayecto, todas las familias comen o cenan juntos sopas instantáneas (方便面), patas de gallina cocidas que venden envasadas al vacío, pipas, etc. Cuando llega la hora de dormir, verás a personas por el tren yendo al baño a asearse, con el pijama o la ropa puesta y es que, conforme anochece apagan las luces de todo el vagón para que uno se pueda dormir tranquilamente.

Si eliges cama blanda, es más difícil ver este ritual, o al menos, solo lo verás de los otros tres compañeros de viaje que comparten un compartimento de cuatro camas (dos literas). Estas son más cómodas y espaciosas que las literas de las camas duras. Además, cuentan con una mesa común, espacio para dejar las maletas y televisión individual.

Camas tren

Otras recomendaciones…

No olvides llevar comida si el trayecto va a ser largo, ya que aunque suelen pasar unos carritos con comida, quizás no es de tu agrado.

Si te urge coger algún tren y no hay asiento, ni cama, cómprate una silla plegable, lo agradecerás.

En invierno, al menos en la parte de asientos duros, ve bien abrigado, no te sobrará ninguna capa de ropa.

Intenta ir con tiempo a la estación, tendréis que pasar por un control de equipaje antes de acceder al andén, y las colas que hay tanto fuera, como dentro de la estación suelen ser enormes.

Estación de tren en China

En distancias largas, intenta coger trenes nocturnos y en ese caso, cama, ya que te estarás ahorrando una noche de hotel y podrás viajar a la vez que descansas.

Por otro lado, cada vez hay más trenes rápidos (高铁) por todo el país. Hace un par de años abrieron la línea que unía Pekín y Shanghái, y que ha sustituido muchos trenes que antes recorrían la misma distancia en 11 horas, por 4 o 5, principalmente los diurnos. Aún queda alguno nocturno de 11 o 14 horas. Hace pocos meses inauguraron también las vías que unían las ciudades de Xi’an y Pekín con trenes de este tipo. Todas estas opciones te aparecerán en la página web de la que os hablábamos al principio.

¿Y tú?, ¿has viajado en tren por China?, ¿quieres contarnos cómo ha sido tu experiencia o algún otro consejo que se nos haya pasado? Deja tu comentario en esta entrada.

El transporte público en China: 交通工具 jiāo​tōng ​gōng​jù

Ya hablamos en otra entrada de trabajoenchina.org de los altos niveles de contaminación que sufren muchas ciudades chinas hoy día. Ante tal situación, el gobierno chino insiste en la necesidad del uso del transporte público para mejorar la situación y lo subvenciona, siendo Pekín la ciudad con el precio del billete de metro más barato y Hong Kong la más cara.

El transporte público en China: 交通工具 jiāo​tōng ​gōng​jù

Coger el metro, por ejemplo, es imprescindible en las horas punta donde la concentración de vehículos es tal, que tardaríamos horas en llegar a nuestro lugar de destino. Si vas a estar en China durante una estancia prolongada, te aconsejamos que compres una tarjeta de transportes como la Yikatong (一卡通 yīkătōng) en Pekín o la Octupus (八达通 bādátōng) en Hongkong. Así, además de beneficiarte de descuentos, evitarás largas colas para comprar el billete (piào).

Hoy aprenderemos algunos de los medios de transporte públicos más usados y nos sorprenderemos por el bajo precio de los billetes en comparación con los de España u otras ciudades europeas.

Medios de transporte > 交通工具 jiāo​tōng ​gōng​jù

Autobús > 公共汽车gōnggòng qìchē

El autobús en Pekín cuenta con innumerables líneas (753, 656, 807…).

El precio del billete es de 1 yuan (12cént. aprox.) para el recorrido más corto y para distancias largas puede llegar a costar 4 o 5 yuanes.

En Shanghai cuesta 2 yuanes y en Guangzhou 3 yuanes.

Metro > 地铁  dìtiě

Hasta ahora 18 ciudades chinas tienen ya línea de metro. Es el transporte público más usado y conveniente en China aunque en la hora punta (7am–10am; 5pm-8pm) haya mucha afluencia de pasajeros.

Pekín cuenta con 16 líneas y el billete cuesta 2 yuanes independientemente de la distancia y de los trasbordos (excepto el express al aeropuerto que cuesta 25 yuanes).

Shanghai también tiene 16 líneas. El billete cuesta 3 yuanes y sí varía con la distancia al igual que lo hacen Guangzhou y Hong Kong.

La imagen de inicio es el mapa de metro de Pekín (地图  dìtú).

Tren > 火车  huŏchē 

Los números de trenes hacen referencia a los distintos tipos de tren:

  • Los que empiezan con ‘K’ y ‘T’: ‘K’ significa 快 kuài (rápido) y `T’ significa 特快 tèkuài (muy rápido). Viajan a 180 km/h y en relación a los demás son los más lentos en China.
  • Los que empiezan con ‘D’: ‘D’ significa 动车dòng​chē (tren de alta velocidad). Viaja a 250km/h.
  • Los que empiezan con ‘G’: ‘G’ significa 高铁gāo​tiě (tren de alta velocidad express). Viaja a 300km/h. El viaje entre Pekín y Shanghai dura 5 horas.

El precio varía según la distancia y el modelo de tren. Por ejemplo, el 高铁desde Pekín a Shanghai cuesta 553 yuanes (económico) y 933 (primera clase).

Taxi >出租车 chūzūchē

El taxi no es la mejor opción en las horas punta por el tráfico intenso pero sí es muy barato en comparación con los taxis españoles y si se quieren evitar las aglomeraciones de los otros transportes. En Pekín, por ejemplo, empieza a contar desde 13 yuanes e incluye los tres primeros kilómetros de recorrido.

En la siguiente entrada aprenderemos a cómo preguntar por las direcciones para que podamos hacer uso del transporte público en China en chino.

¡Esperamos que hayáis pasado un muy feliz verano y muchas gracias!