Home / Costumbres en China / One-Armed Swordsman (Chang Cheh, 1967)

One-Armed Swordsman (Chang Cheh, 1967)

onearmed swordsmanOne-Armed Swordsman (1967)
Director: Chang Cheh
Guión: Chang Cheh, Ni Kuang
Actores: Jimmy Wang Yu, Lisa Chiao Chiao, Tien Feng, Violet Pan Ying-Zi, Yeung Chi-Hing
Fotografía: Yuen Chang-Sam, Kuang Han-Lu
Coreografías: Runme Shaw

Hace ya algún tiempo os hablaba de la película de 1966 “Come Drink With Me” y de como a través de esta el director King Hu revolucionaría un género tan popular y puramente chino como el Wuxia, sacándolo de la fantasía a dándole realismo, calidad artística y dramatismo, aparte de unas coreografías de acción magníficas y casi musicales. Tan solo un año después se estrenaría “One-Armed Swordsman” y con ella otro director, Chang Cheh, reivindicaría su papel en esta gran revolución del género, convirtiéndose en un éxito comercial y de público.

Chang Cheh nace en Shanghai en 1923 y tras finalizar sus estudios de ciencias políticas en la National Central University (Nanjing University) y en Chungking (Chongqing), se trasladaría a Hong Kong como crítico cinematográfico. En 1947 firmaría su primer guión acreditado “The False Faced Woman”, y tras él le seguirían numerosos escritos en los siguientes años hasta que da el salto a la dirección en 1949 con “Mount Turbulence”. Pero sería en 1967 cuando estrena si primer gran éxito comercial, “One-Armed Swordsman”, la primera película de Hong Kong en conseguir más de 1 Millón de HK$ de recaudación.

El espadachín manco”, como se tituló en España, nos narra las desventuras de Fang Gang, discípulo de la escuela del maestro Chi Rufeng. Entre rivalidades y malentendido perderá su brazo en una reyerta, siendo salvado por Hsiao Man, una campesina que se enamora de él. Desmoralizado, Fang Gang lleva una vida tranquila hasta que descubre un manual secreto y consagrará su vida al aprendizaje de las técnicas marciales del brazo izquierdo para poder volver con su antigua escuela y ayudarles en los tiempos difíciles.

onearmedswordman

Si Kung Hu da al cine de acción marcial realismo, dramatismo y calidad técnica, Chang Cheh le aporta violencia, mucha violencia. Sus películas suelen llevar el drama de la mano de autosufrimiento o la muerte, con la venganza como eje central de la misma, y con una acción marcial violenta, con chorros de sangre salpicando aquí y allá. Cheh da un protagonismo casi exclusivo a los personajes masculinos, centrándose mucho en la parte masculina de las artes marciales, y uniendo muy a menudo esto con temáticas como el compañerismo y la hermandad. Además sus guiones nunca fueron lucidos o simples, porque el director sabia muy bien cual era su papel en una de las maquinarias de cine de entretenimiento más grandes jamas creadas, el cine de Hong Kong y, en particular, la Shaw Brothers. Sus películas eran entretenimiento puro y duro, mostrando a veces complejos dramas de acción crudos y violentos, otras simplemente poniendo una serie de personajes guapos y fuertes bañados en la sangre de sus oponentes, sin mucha más excusa.

En este caso nos encontramos ante esa primera situación, un drama crudo con muchos diálogos, sobre todo en su primera parte, dejando la acción para su segunda mitad, con un guión bastante bien hilado, no original pero si solvente, y unos personajes bien construidos para lo que son los estándares del género, destacando sin duda la interpretación de su protagonista, Jimmy Wang Yu, que con tan solo 23 años saltaría a la fama local con esta película. El acabado técnico es el acostumbrado en los estudios Shaw, rodada en sets pero bastante intensa -el colorido también fue uno de los sellos de Chang Cheh durante su carrera-.

Chang Cheh y Wang Yu se encontrarían en “Return of the One-Armed Swordsman”, secuela directa de esta película estrenada en 1969, y en donde el drama disminuye y la violencia crece, convirtiéndose prácticamente en una sucesión de espectaculares combates entre Fang Gan y algunos luchadores -en ocasiones bastante excéntricos-. El actor se estrenaría como director al año siguiente en “The Chinese Boxer”, película que lo terminaría de consagrar y que precipitaría sus desavenencias y salida de la Shaw Brothers, mudándose tras esto a Taiwan a realizar películas de bajo presupuesto pero increíblemente delirantes y divertidas, reciclando en varias ocasiones su personaje del Espadachín Manco.

omearmed2

Por su parte para Chang Cheh esto sería solo el comienzo de una carrera llena de éxitos de taquilla y grandes películas de acción marcial. Prolífico como pocos, llego a rodar 6 y 7 películas en un año, Cheh se definiría mucho por los actores con los que colaboraría, sobre todo en su trabajo con Ti Lung y David Chiang, acompañados por Chen Kwan Tai o Alexander Fu Sheng. Quizás uno de sus momentos más excéntricos y divertidos fueron sus películas como los Venoms, una serie de jóvenes promesas de la acción marcial que despuntan a raíz de la película “The Five Deadly Venoms” (1978). Aunque de todo esto ya iremos hablando en próximas entregas.

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.