El curioso mercado japonés y la bajadas en la ventas de Samsung

La situación de Samsung, aunque es envidiada por otras muchas empresas, comienza a presentar síntomas que provocan preocupación en la sede de la multinacional. Unos síntomas que se manifiestan en una bajada de ventas en distintos mercados que se hace más notable en Japón, un país referencia para muchas empresas tecnológicas y en el que Samsung ve como Sony y Apple le roban poco a poco más protagonismo.

ventas-samguns-japon-bajadas

Que Japón es un mercado distinto a todos los demás es algo que no vamos a descubrir ahora. Un mercado donde nuestros amigos orientales prefieren la PS3 a la Xbox 360 por una amplia diferencia y en la que empresas como Nokia en otro momento no pasaron de tener una pequeña cuota de mercado, son un claro ejemplo de que ellos siguen otras corrientes distintas en muchos casos al resto del mundo.

Hace unos días podíamos leer como las ventas del iPhone en el país oriental aumentaban de forma considerable, algo impensable hace solo dos años, y es que a los japoneses les ha dado ahora por el terminal de Apple, el cual puede comprarse de forma más económica si va asociado a un plan de precios.

Pero no es solo que sea la compañía de la manzana mordida la que supera en ventas a Samsung, sino que como informan en SammobileSamsung se ha visto de igual forma adelantada por Sony. Los datos referidos al periodo que va desde julio a septiembre de este mismo año, reflejan una sensible bajada de las de la empresa coreana, que si bien se ha hecho notar con algunos modelos como el Samsung Galaxy S4 a nivel global, se hace más palpable en el país del sol naciente.

Se vería confirmada según estas cifras, una disminución en las ventas por cuarto año consecutivo, marcando un nuevo record negativo al alcanzar solo los 1,9 millones de terminales vendidos y viéndose superada por Sony en más de un millón de terminales vendidos.

Una caída en las ventas que ni lanzamientos como los del Samsung Galaxy Note 3 o la amplia gama Galaxy S y sus variantes han conseguido evitar. ¿Los motivos?

Muchos podrían hablar de los defectos que afectan últimamente a muchos modelos de Samsung y que pasan por fallos que abarcan desde la muerte súbita como el Samsung Galaxy Note II o el Samsung Galaxy S III a los problemas de batería o pantalla del Samsung Galaxy S4 sin olvidar la nefasta política de actualizaciones atendiendo a los fallos que ocasionan. Sin embargo creo que personalmente el motivo de esta bajada va muchos más allá de estas consideraciones.

Japón es un mercado que ofrece terminales muy potentes, un país donde marcas como NEC o Sharp ofrecen autenticas bestias pardas capaces de salir ganadoras en su enfrentamiento con cualquier gama alta que conozcamos, viniendo además subvencionados en ocasiones por empresas tan fuertes como NTT DoCoMo. Una competencia feroz a la cual debemos sumar el cada vez mejor trabajo de las empresas que todos conocemos como Sony, en su país de origen, o LG, la otra gran empresa coreana.

Y si esto fuese poco, dos factores más acuden para dinamitar las ventas del gigante coreano. Uno el posible cansancio de los usuarios de una gama muy amplia de productos muchas veces escasamente diferenciados entre sí y por otro lado el boom del iPhone que a modo de moda ha provocado el deseo de muchos japoneses por hacerse con uno.

Factores que juntados unos con otros nos llevan hasta un callejón de complicada salida para la multinacional coreana. El si se trata de una situación extrapolable a otros mercados es algo que todavía no podemos apreciar, si bien se observan los primeros síntomas de agotamiento de la formula Samsung en otros países. ¿Crees que es el comienzo del fin o solo un pequeño bache puntual?

Los comentarios están cerrados.