Home / Turismo en China / Memorias del Viaje a Tibet

Memorias del Viaje a Tibet

Hoy comparto con vosotros mis memorias del viaje a Tibet. Viaje que espero repetir algún día para visitar el resto de lugares que no he tenido oportunidad de ver.

En 2011 una compañera de trabajo me ofreció unirme al grupo de viaje a Tibet y no dudé en apuntarme. Eramos un grupo de ocho personas con tres nacionalidades diferentes y muchas ganas de viajar.

Permiso de entrada especial para viajar a Tibet (TTB)

Además de un visado para estar en China, para viajar a Tibet es necesario obtener un permiso de entrada. El permiso es un documento adicional. Una carta en la que se te autoriza a entrar en Tibet durante ciertas fechas. Ese permiso es necesario desde el inicio del viaje, es requisito una vez se está en el aeropuerto destino Lhasa. El TTB autoriza a los turistas a entrar a las zonas abiertas de Tibet. En caso de que el plan de viaje incluya zonas cerradas hace falta otro documento extra llamado “Alien’s Travel Permit”. En nuestro caso visitamos Shigatse y nuestra agencia se encargó de obtenernos los permisos.

Si también tienes pensado visitar áreas militarmente sensibles entonces necesitarás dos documentos extra: El Permiso de Seguridad Pública y el Permiso Militar.

Viaje a Tíbet
Viaje a Tíbet

Agencia para viajar a Tibet

Nosotros viajamos con una agencia especializada en viajes a Tibet llamada “Tibet Master”. Las fronteras de Tibet se abrían justamente una semana antes de nuestro viaje y nos aconsejaron viajar en esa primera semana para no tener muchos problemas con los permisos.

La Agencia se encargó también de nuestros hoteles y puedo decir que todos los hoteles estaban muy bien, en buenas zonas y muy limpios. Al ser un grupo de ocho personas, una guía 24 horas y un conductor para nosotros, la agencia se encargó de reservarnos un autobús pequeño para movernos por dentro de Tibet.

Cómo llegar a Tibet

Hicimos el viaje de ida en avión, Shanghai-Chongjing- Lhasa. El viaje de vuelta lo hicimos en tren Lhasa-Shanghai y duró 49 horas.

Por lo general el tren tendrá asientos, compartimentos con seis camas y compartimentos con 4 camas y puerta. Siendo los primeros los mas baratos y los últimos los mas caros. Dentro de los compartimentos el precio del billete también depende de la litera (alta o baja).

Transporte dentro de Tibet

Nuestro conductor seguía el itinerario y nos llevaba en autobús a todos los sitios planeados. Además la guía que nos acompañabada se encargaba de los controles o “checkpoints”. Al llegar a un control, ella se bajaba del autobús con toda la documentación y presentaba los tickets del control anterior.

La mayor parte de los controles son también para controlar la velocidad. Por ello el conductor o guía tendrá que presentar un ticket en el que aparece la hora a la que salió del último control. Si se llega al próximo control en un tiempo menor al intervalo establecido, se asume que el conductor ha excedido la velocidad permitida. Si el conductor decide hacer una parada para hacer fotos podéis entender que está calculando tiempos para no llegar demasiado pronto al siguiente control y así evitar multas.

Qué visitamos en Tibet

Comparto con vosotros nuestro viaje a Tibet:

Día 1 – Llegamos a Lhasa y aprovechamos para descansar y caminar por la ciudad.

Día 2 – Visitamos el Palacio de Potala, localizado en la montaña de Hongshan. Esa visita llevó bastante tiempo, es un palacio enorme y lleno de turistas. Impresionante. En la tarde visitamos el templo de Jokhang. Una vez terminamos esas visitas aprovechamos para caminar por el mercado situado en los alrededores.

Día 3 – Viaje a Gyantse y visita al Monasterio de Pelkor Chöde. Además admiramos el lago sagrado de Yamdrok Yumtso. Espectacular. Empieza el viaje a Shigatse.

Día 4- En Shigatse (Xigaze) visitamos el Monasterio que pertenece a la Secta Gelug, el Monasterio Tashilumpo ( Templo de Maitreya, Palacio de El Panchen Lama donde están las sucesivas tumbas, la Sala de Canto donde está el trono de El Panchen Lama,…). Viaje a Shegar.

Día 5- Visita al Monasterio más alto del mundo, el Monasterio de Rongbuk. Paramos y admiramos las vistas. Desde allí caminamos 7km hasta la base del Campamento del Everest. Pasamos la noche en el Campamento base del Everest. Recuerdo un cielo muy estrellado, muchas tiendas y mucho, muchísimo frío. Las tiendas tienen una especie de fuego en el interior por lo cual pueden tener humo, y se duerme en “sofás” organizados alrededor del fuego, cada sofá es muy estrecho y puede albergar una persona. En 2011 solo permitían siete personas por tienda. En caso de ser más se podía: alquilar otra tienda o hacer sitio y que las personas que tienen lugar para dormir en las esquinas hagan lugar para otra persona. Se escogió la segunda opción y al entrar los vigilantes a las tiendas no se podía ver que había mas de siete personas.

Día 6- Madrugamos para disfrutar del amanecer con vistas al Everest. Desayunamos té de mantequilla  y nos preparamos para el viaje de vuelta a Shigatse. Día en Shigatse donde conocimos a una familia rural. Una familia muy interesante que nos invitó a su hogar, nos mostró sus cosechas y que practicaba la poliandría. En esa familia la mujer estaba casada con dos hermanos y con hijos de ambos. Los hijos definían sus papeles entre sí: hermanos, primos, amigos,…

Día 7- Regreso a Lhasa y visita al Convento de Monjas

Dia 8- Monasterio de Drepung y en la tarde-noche disfrutamos de Ópera Tibetana.

Dia 9- Salida de la estación de tren de Lhasa. Con un viaje de aproximadamente 49 horas, mucha gente y muchas vistas desde el tren.

* Este viaje es de 2011 así que seguro que me he olvidado de algún sitio o detalle.

Consejos

  • Las mejores temporadas para viajar a Tibet son Verano y Otoño
  • Evitar días públicos Nacionales. Son días en los que mucha gente viaja al mismo tiempo y los billetes son más caros
  •  Bebe mucha agua para evitar el mal de altura y mantenerte hidratado. Cuando se viaja en Tibet se pasan muchas horas en carretera y es agotador.
  • Vístete con muchas capas. Hay momentos de mucho calor pero no recuerdo momento más frío que el de las 5am en el campamento base del Everest. 
  • Haz algo fuera del plan. Te sorprenderás.
  • Lleva un libro contigo acerca de Tíbet.
  • Haz todas las preguntas que quieras a tu guía. Es la mejor forma de aprender.

Como en todo viaje, lo mas importante que uno debe llevar para su viaje a Tíbet es paciencia y predisposición. Interés en aprender, observar y disfrutar. Creo que sin estos ingredientes un viaje nunca está completo.

Ver también

Cosas que ver en China

Como país con una cultura milenaria muy antigua, China ofrece una cantidad sin fin de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.