Los modales en la mesa china (y IV)

Dentro de esta serie de verano, a lo largo del último mes y medio, hemos estado analizando los elementos relativos a los modales, hábitos y costumbres en la mesa china. Comenzamos analizando los elementos del restaurante y de la comida, y luego vimos el orden habitual en que suelen aparecer los platos. En la entrada de hoy, daremos una serie de consejos sobre buenos hábitos de educación a la mesa en China.

Los modales en la mesa china (y IV)

  1. El anfitrión es el que comienza a comer. Es una norma no escrita que el anfitrión sea el que primero mueva los palillos para coger comida, no sin antes animar a todos los comensales a que empiecen a comer. Puede ocurrir también que haya en la reunión algún invitado a quien el anfitrión desee agasajar: en ese caso, el anfitrión lo invitará a él primero a que empiece a comer. Cuando termina de comer, lo habitual es que el anfitrión diga unas palabras invitando a los comensales a que sigan disfrutando de la comida, para que no se sientan incómodos porque él ya no esté comiendo y ellos sí.
  2. No es de buena educación pedir arroz durante la comida. Si estamos comiendo con un grupo de amigos, no hay ningún problema. Si, en cambio, estamos siendo invitados por alguien ante quien queremos dar buena impresión, pedir arroz es como decir que la comida que se ha pedido ha sido insuficiente, que se ha quedado con hambre y que necesita “llenar la panza” con arroz.
  3. No se debe tampoco rechazar ninguna invitación de comida. En China es relativamente habitual que, para darnos a probar algo del menú, alguien nos ponga en nuestro plato una porción del alimento que sea. Rechazarlo es descortés en China: si no nos gusta el alimento o si no estamos seguros de que lo queramos comer, lo más correcto es agradecerlo y simplemente dejarlo en el plato. Con este gesto, se da por entendido que o bien no me gusta o bien ya estoy lleno y no deseo comer más, con lo que nadie nos seguirá animando a comerlo.
  4. No se debe rechazar ninguna invitación de bebida. Durante las comidas en China, son habituales los brindis en gran mesa, en pequeños grupos, con el compañero de mesa, con el otro compañero de mesa y, aunque los vasos de alcohol son pequeños, vasito a vasito es más que posible acabar ebrio sin darse cuenta. Entre hombres, además, está mal visto no beber alcohol así que, salvo que se tenga una muy buena excusa, como una enfermedad grave o el siempre socorrido “mi mujer y yo estamos tratando de tener descendencia”, no es aconsejable no beber. Y, desde luego, no participar en los brindis ni se contempla: hay que llenar el vaso aunque sea de té y participar en ellos.
  5. Al girar la mesa, hay que tener cuidado para tratar de molestar lo menos posible a los que en ese momento estén sirviéndose. No es ningún problema grave, ni se considera una falta de educación en sí, pero es molesto. Puede parecer un consejo obvio, pero lo cierto es que cuando uno está en una comida con mucha gente, suele olvidarse de este detalle.
  6. Si se ha servido arroz, no hay nunca que dejar los palillos clavados en el cuenco. Los boles de arroz con palillos clavados son una ofrenda habitual para los difuntos, así que es de muy mal gusto dejarlos así en la mesa.
  7. Los palillos deben ir de la boca al plato: no se deben dejar en la boca mientras pensamos qué comer, ni chupar, ni tampoco debe gesticularse con ellos en la mano.
  8. No debemos llevarnos la mano a la boca para sacarnos nada: si encontramos un huesecito inesperado en la comida, debemos escupirlo (¡con cuidado! y de forma discreta, lógicamente) al lado de nuestro plato, sobre el mantel. Si el hueso lo estamos viendo antes de llevárnoslo a la boca, al llevarnos los palillos a la boca sacamos la carne del bocado y dejamos el hueso o la raspa sobre el platillo.

Con este pequeño listado de consejos termina esta serie sobre los modales en la mesa, que esperamos os haya servido de utilidad.

Fuente de las imágenes | Pixabay

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.