Los modales en la mesa china (I)

Una de las circunstancias más habituales a las que tiene que enfrentarse el extranjero en China, especialmente aquel que va en viaje de negocios, es la de tener que compartir mesa con muchos compañeros de negocios o trabajo chinos, ya que la mesa es un lugar donde se realizan y, sobre todo, donde se cierran muchas transacciones: el ambiente relajado que da la mesa es mucho más propicio para terminar de limar las asperezas y, además, permite agasajar de forma elegante a la parte con la que estamos negociando. Sin embargo, los modales en la mesa en China y en España son bastante diferentes. En esta y las próximas entradas trataremos la cuestión de la educación en la mesa desde un punto de vista práctico.

Los modales en la mesa china (I)

Empezaremos tratando sobre el restaurante. Aunque los restaurantes chinos de un cierto nivel contienen, por lo general, mesas lo suficientemente grandes como para que se sienten a ella ocho, diez o incluso doce personas, lo normal cuando se van a tratar asuntos más delicados es que se reserve una mesa en una habitación apartada dentro del mismo restaurante. Estas habitaciones dan algo más de intimidad y, al mismo tiempo, aíslan un poco del ruido y bullicio general que hay en un restaurante. Aunque no cuentan con camarero propio (es decir, el restaurante no proporciona un camarero particular para cada una de sus habitaciones apartadas), por lo general están mejor atendidas y el servicio es más rápido y atento. Estas salas pueden contener una, dos o tres (dependiendo del número de comensales) de las tradicionales mesas giratorias de restaurante, y suelen disponer de una pequeña mesita de servicio particular, con agua y té, del que podemos disponer si nos hiciera falta en algún momento. Sobre esta mesa podemos encontrar el siguiente servicio para cada uno de los comensales:

  • Vaso. En los restaurantes no suelen proporcionarse copas para las bebidas y se usa, en cambio, un vaso que suele ser de tamaño pequeño, de unos 150 ml. – 200 ml. El vaso puede ser de cristal o de cerámica, y suele usarse para todas las bebidas (es decir, no se dispone de diferentes vasos para agua, cerveza, té…), aunque si se pide se puede disponer de otro vaso, para no mezclar bebidas alcohólicas con no alcohólica, por ejemplo, o si se quiere tener un vaso de té y otro con refresco al mismo tiempo, aunque no es lo habitual.
  • Plato. Como la comida principal se sirve en el centro para todo el mundo, el plato individual de cada comensal suele ser de tamaño pequeño, similar a nuestro plato de postre. Suele ser de cerámica. Al recién llegado puede extrañar que, con frecuencia, se sirvan para comer platos ligeramente desportillados; esto no es un símbolo de dejadez, como pudiera parecernos, sino que en China se interpreta como un símbolo de calidad: si el restaurante tiene muchos platos rotos, significa que lleva muchos años abierto, y si lleva muchos años abierto es porque su cocina es de calidad. El plato se utiliza bien para servirse comida, bien para dejar los desperdicios; si se usa para esto último, y el restaurante es de calidad, es posible solicitar que nos cambien el plato por uno limpio, e incluso es posible que el camarero nos lo cambie sin que le pidamos nada.
  • Cuenco. No hay comida sin cuenco en China que es, sin lugar a dudas, el elemento más versátil de todo el servicio de mesa. Sirve para servirse sopa, arroz o incluso comida, nos permite separar diferentes platos dentro de lo que estemos comiendo: por ejemplo, si queremos comer unos fideos en un momento y combinarlos con la verdura de algún otro plato, podemos usar el cuenco para servirnos los primeros y añadir más tarde la verdura del segundo, cuando pase cerca de nuestro lugar en la mesa giratoria.

Hasta aquí esta primera entrada sobre los modales en la mesa. A lo largo de las próximas semanas seguiremos explicando las utilidades de los elementos de la mesa y costumbres de los chinos en la comida.

Fuente de las imágenes | Pixabay

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.