Home / Trabajar en el extranjero / Trabajar en Asia / Trabajar en China / Vivir en China / ¿Es verdad que los chinos no saben divertirse?

¿Es verdad que los chinos no saben divertirse?

Para responder a esta pregunta, primero tendríamos que preguntarnos, ¿qué entendemos por divertirnos? Y, sobre todo, ¿cuándo podemos disponer de nuestro tiempo libre para hacerlo?

Las actividades de ocio y tiempo libre, más allá de las preferencias de cada persona, están estrechamente relacionadas con cuestiones derivadas de la cultura, y se configuran por razones de índole muy diversa: climáticas, económicas, de horario de trabajo… No es lo mismo una zona que disponga de una buena cantidad de horas de sol al día y una temperatura media agradable que otra en la que esté lloviendo de forma continua o tenga temperaturas extremadamente bajas en los meses de frío, por poner un ejemplo sencillo. Un ejemplo claro de esto se puede ver dentro de Europa: mientras que en España tenemos una amplia variedad de actividades de diversión y ocio vinculadas a la calle (ir de bares, salir con los amigos…) en los países del norte de Europa ésta es bastante limitada y, en cambio, las actividades que se puedan llevar a cabo en espacios interiores son, comparativamente, mucho más asequibles para la población (clases de baile de salón, de idiomas…).

Restaurante en un día soleado. No parece que estén muy aburridos...
Restaurante en un día soleado. No parece que estén muy aburridos…

El contexto socio-económico de China que va a determinar, en gran parte, las actividades de ocio y tiempo libre es muy diferente del español. Los horarios de trabajo no permiten que haya lugar al ocio más que por la noche, cuando se ha salido de trabajar, y de ahí que una forma habitual de divertirse sea quedar para cenar con los amigos: las cenas, que pueden alargarse hasta convertirse casi en sobremesas españolas, son algo que económicamente se puede permitir la mayoría de la población, ya que hay restaurantes para prácticamente todo tipo de bolsillos en China. Y, después de la cena, y siempre que los horarios lo permitan, se puede ir al karaoke: esta forma de diversión les permite, como suelen contar, soltar la presión que sienten en el día a día. El alcohol puede o no estar presente en cena y karaoke, aunque es cierto que, de estar, lo hará en grandes cantidades. Además de estas dos actividades, comunes a prácticamente cualquier franja de edad, los jóvenes chinos disfrutan también yendo de compras (los centros comerciales suelen estar bastante intransitables los fines de semana), pasando la tarde o la noche en una cafetería con sus amigos y, sobre todo, navegando por internet (jugando o viendo series y películas, principalmente). El gusto por disfrutar de los parques y espacios al aire libre es también compartida por prácticamente todos los tramos de edad, así como ciertas actividades deportivas, ajustadas a cada edad (a los jóvenes les gusta salir a correr, las personas de mediana edad prefieren practicar baile en la calle…).

Tenemos también que tener en cuenta que el concepto de tiempo libre es diferente en unos países y otros. Mientras que en las culturas occidentales tendemos a entender que nuestro tiempo libre es para dedicarnos a nuestras aficiones, a descansar o a disfrutar de los amigos y la familia, en China se entiende que el tiempo libre es un elemento que debe ser aprovechado, y de ahí que en muchas ocasiones dediquen su día libre de trabajo a estudiar idiomas, aprender baile o asistir a actividades de todo tipo y que, desde nuestra perspectiva occidental, no terminan de casar con el concepto de “cosas que yo haría en mi día libre”.

Ir al parque a ver las hojas rojas también puede ser un buen plan de fin de semana.
Ir al parque a ver las hojas rojas también puede ser un buen plan de fin de semana.

Tenemos, pues, que olvidarnos de la imagen que tenemos de que los chinos no saben divertirse, y pensar que en cada cultura entendemos nuestro ocio de forma diferente y no es recomendable juzgar desde nuestra perspectiva las formas de diversión de otra cultura: probablemente ellos también sientan que nuestras formas de pasar el tiempo libre pueden ser calificadas de muchas cosas excepto de divertidas.

Fuente de las imágenes | Pixabay, Selma Balsas

 

Ver también

¿Qué es el doble once de las tiendas chinas?

Cada país tiene sus propias festividades comerciales, que no son más que fechas señaladas en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.