Home / Costumbres en China / Lenguaje no verbal: el color rojo en China

Lenguaje no verbal: el color rojo en China

Uno de los elementos que con más potencia transmite elementos del lenguaje no verbal es, sin duda, la cuestión de los colores. No todas las culturas distinguen los mismos colores, ni tampoco en la misma variedad. Y, por supuesto, los significados que se le atribuyen son diferentes. Por poner un ejemplo, el color blanco, que en la cultura española está asociado a la limpieza y la pureza (y, de ahí, por ejemplo, que sea el color de las novias en el día de su boda), en China tiene un significado bien diferente: es el color del luto.

Pero, de todos los colores, el que probablemente transmite con mayor intensidad las diferencias culturales que existen entre la cultura española y la china es el rojo. Ambas culturas comparten una serie de similitudes cognitivas con respecto a este color, común también a otras muchas culturas: provoca un estado de ánimo determinado y una respuesta fisiológica concreta. Sin embargo, las asociaciones concretas creadas en torno a este color sí que son diferentes en cada cultura, debido a las diferentes tradiciones y creencias asociadas a ellos, y la forma en que se han transmitido y expandido su radio de acción a otros ámbitos.

Lenguaje no verbal: el color rojo en China

El primer significado simbólico del color rojo probablemente sea el de alegría y celebración: aquellos que hayan estado en China, habrán visto cómo las calles se decoran con elementos rojos para celebrar el Año Nuevo Chino o la alegría que sienten los niños al recibir en estas fiestas el “sobre rojo” (红包, dinero de bolsillo que se regala a los niños en estas fiestas). Es el color usado también para adornar las casas el día de las bodas, e incluso es el color en que los novios se vestían tradicionalmente para casarse. Incluso es también el color que se usa en las inauguraciones de tiendas o espacios públicos.

En China, el rojo es un color asociado a la nobleza: es el color que usaban los gobernantes para firmar, y en ciertas dinastías los ministros debían vestir de este color. Paradójicamente, es también el color tradicionalmente asociado al comunismo, por lo que a la importancia que a nivel de carga política pudiera tener, se añade también este otro. El color rojo, con este sentido más “patriótico”, por expresarlo de alguna manera, no lo encontramos sólo en los grandes símbolos como la bandera del país, sino también a pie de calle; por poner un ejemplo cotidiano, es de color rojo la pañoleta que se da a los niños que tienen buenos resultados en el colegio.

Tiene también otros significados menos generales: está asociado a la belleza femenina (“tan hermosa como el colorete rojo” o “tan bella como una flor roja”), a lo que está de moda (en chino, algo “rojo” es algo “de moda”), y también tiene un sentido negativo referido a la vergüenza o la ira (rojo de vergüenza, con la cara roja de rabia).

Si comparamos estos significados con los que tiene en la cultura española (y probablemente también con muchas de otros países, especialmente aquellos hispanohablantes), nos daremos cuenta de que algunos elementos en común sí que hay: el valor festivo, en nuestra cultura más asociado a las Navidades y fiesta de Año Nuevo occidental (y con mucha menos presencia que en la cultura china, hay que decirlo); el de la ira o la rabia; y, en cierta medida, también al del poder: el rojo es también un color que denota nobleza para nosotros (de ahí, por ejemplo, la presencia de las alfombras rojas, heredada de nuestra Edad Media). Sin embargo, algunos elementos que pudieran parecernos obvios, no lo son tanto: mientras que para nosotros el color rojo está vinculado a elementos de fuerza y vitalidad, en China no existe esta relación.

Fuente de las imágenes | Pixabay

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.