Home / Trabajar en el extranjero / Trabajar en América / Trabajar en Chile / Turismo en Chile / Las ventajas de visitar San Pedro de Atacama

Las ventajas de visitar San Pedro de Atacama

Hay varias formas de hacer turismo, por un lado, el turismo de grandes ciudades y atracciones, y por otro, el verdadero turismo, el de los lugares pequeños y pintorescos que, aunque no ofrecen la misma cantidad de atracciones que los lugares grandes, es un lujazo poder visitar los pequeños rinconcitos del mundo.

las-ventajas-visitar-san-pedro-atacama

Ese es el caso de este pequeño pueblo de San Pedro de Atacama, situado en el desierto de Atacama, considerado uno de los desierto más árido y grandes del mundo. Pese a su inmensidad solitaria de puro desierto, es de una gran belleza que merece mucho la pena visitar.

El pueblo de San pedro en sí mismo, es ya un buen motivo para desplazarse a esos lugares, pues permite apreciar la sencillez de sus casas de adobe y sus caminos de tierra, siendo pocos los asfaltados. Visitar el pueblo es como retroceder en cierto modo a varias décadas atrás en la historia.

Lo mejor del pueblo, es la oportunidad de disfrutar de la naturaleza extraordinaria que ofrece la zona. A continuación, nombramos algunos de los lugares más impresionantes que son imprescindibles para visitar.

Cosas qué ver y qué hacer en el desierto de Atacama

La belleza del desierto

El desierto de Atacama brinda unos paisajes increíbles llenos de géiseres, montañas rocosas, salares y restos arqueológicos de gran antigüedad.
A una distancia de unos 13 kilómetros del pueblo de San Pedro, nos encontramos con la maravilla de LA Reserva Nacional Los Flamencos, un enorme terreno desérticos con muchos salares que cubren su superficie de arena blanca y cuyas rocas tienen una forma particular que hace recordar al terreno lunar, llamándose a este tramo de la reserva, valle lunar.

Un poco más lejos, a unos 35 kilómetros desde el pueblo, se encuentra otra de las paradas imprescindibles del viaje. Pese a la profunda aridez del desierto de Atacama, seguimos encontrando pequeños oasis, en uno de estos oasis podemos disfrutar de las aguas termales de Puritania. Estas aguas termales se encuentran en un enclave rocoso con varias cascadas cuyas aguas alcanzan una temperatura de 33 grados.
Aunque la naturaleza es de todos, lo cierto es que para acceder a este enclave de aguas termales hay que pagar por la entrada, pero aún así merece la pena.

Un poco más lejos, a unos 90 kilómetros del pueblo, no demasiado lejos de las aguas termales, nos encontramos con los Géiseres del Tatio, el tercer complejo de géiseres más grande del mundo. Situado a unos cuatro mil metros de altura, cuenta con una cantidad de ochenta géiseres cuyas aguas y vapores ascienden a una temperatura de 86 grados a unos ocho metros de altura.
La visita a este zona es, sin duda, una de las cosas que más vale la pena, aunque para ello haya que darse un gran madrugón, ya que la mejor hora para contemplar este espectáculo en su máxima belleza ronda entre las 05:30 y las 08:00 de la mañana.

Las estrellas, nunca más cerca

Por último, no podemos dejar de señalar el hecho de que el Pueblo de San Pedro de Atacama cuenta con uno de los cielos más despejados, con un total aproximado de 330 noches despejadas, lo que ofrece la posibilidad de observar con detenimiento el panorama de las estrellas. Hay varias excursiones que ofrecen diferentes servicios, desde la explicación de las constelaciones hasta el uso de telescopios, todo depende de la agencia y el interés del visitante.

Ver también

Tarjeta de turismo en Chile

La tarjeta de turismo en Chile es suficiente para poder permanecer de visita en el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.