Home / Costumbres en China / Historia del cine chino X: Nuevas generaciones, nuevas olas…

Historia del cine chino X: Nuevas generaciones, nuevas olas…

Como ya hemos comentado, 1989 marca el fin del movimiento denominado como Quinta Generación del Cine Chino, pero sus realizadores, al igual que pasó con la Nueva Ola en el cine de Hong Kong, se fueron integrando en la industria y se convirtieron en valedores y máximos representantes de la misma.

Llegados a la década de 1990 el cine chino empieza a centrarse mucho más en la época contemporánea, profundizando en la idiosincrasia de la china moderna y cosmopolita. En estos primeros compases de la década se produce una interesante mezcla de cine actual con cine revolucionario, de temas clásicos con temas contemporáneos.

Historia del cine chino X: Nuevas generaciones, nuevas olas...
“Kong Fansen” (1995)

En 1993 se fija el fin de la compra-venta planificada en el mercado cinematográfico local y los estudios deben vender sus propios productos y mirar mucho más por el tipo de cine que realizan, ya que no tienen aseguradas unas ventas o proyecciones en salas. Además en este año se estrena con mucho éxito la película de Harrison FordEl Fugitivo” y esto marca la entrada de buena parte de cine extranjero al país, que a partir de ese momento se estrena simultáneamente a otros países del mundo.

1996 es un año clave en la industria del cine chino. En primer lugar se celebra un congreso estratégico del cine local y en él el gobierno del Partido Comunista da prioridad a la calidad cinematográfica y pide a los cineastas que muestren en sus películas el desarrollo social y cultural del país, afrontar la inminente llegada del siglo XXI con una producción fuerte y popular. Además es el año que ve nacer el primer canal dedicado al cine en la televisión central, lo cual abre el abanico cinematográfico a los espectadores de todo el país.

Este mismo año se lanza la película “The Days Without Lei Feng” (1996) y el conocido nombre de Lei Feng -ya hablamos de él en artículos pasados- vuelve a resonar por todo el país. Algo antes se había estrenado “Kong Fansen” (1995), basada en la vida de otro personaje histórico del partido que trabajó durante casi toda su vida en el Tibet, hasta su muerte en 1994, y que fue nombrado trabajador modelo de la Nueva China. Ambos personajes, Lei Feng y Kong Fansen, han sido comparados en numerosas ocasiones y se han usado intensivamente como modelos del sacrificio y el trabajo por los idearios comunistas. Este cine sustituye a políticos o personajes destacados de la revolución por héroes más anónimos, gente normal, ya sea real o ficticia, encumbrada por su moral, trabajo o capacidad de entrega.

dream factory
“Dream Factory” (1997)

El actor, director y guionista Feng Xiaogang comienza a trabajar en 1985 como diseñador artístico en el Beijing Television Art Center, aunque pronto comienza su carrera como guionista para cine y televisión. Su debut en la dirección se produce en 1994 con “Lost My Love” pero sería su película “Dream Factory” (1997) la que crea el denominado Hesui Pian, o cine de año nuevo, un género puramente chino que suele componerse de comedias ligeras, ya sea románticas o de acción, y proyectarse entre diciembre y febrero, coincidiendo con el año nuevo chino. Este tipo de películas tienen muchísimo éxito y el público las espera con interés. A raíz de esto se han creado a nivel local otras temporadas típicas para ciertos tipos de cine, ya sean las Vacaciones de Verano, el Primero de Octubre o el Primero de Mayo, generalmente coincidiendo con festividades o fechas señaladas.

Pero este aparentemente abierto panorama cinematográfico esta marcado por la censura y las, a veces, férreas guías del gobierno implantadas tras las protestas de Tiananmen, esto crea un movimiento de cine underground mucho más vanguardista y con ideas más subversivas conocido de forma casi informal como la Sexta Generación del cine chino. Debido a la falta de subvenciones públicas y de apoyo estatal este cine se realiza con bajos presupuestos y de forma rápida y amateur, generalmente en vídeo doméstico y con actores no profesionales, lo cual le da un aire de documental, con cámara en mano y sonido ambiente, que lo aleja mucho de las grandes producciones de la Quinta Generación.

Estos cineastas son mucho más individualistas y personales que los de generaciones anteriores, se centran en la china actual y urbana, generalmente en los estratos más desorientados y menos representados de la sociedad, mirando lo problemas del país con ojos críticos y en muchas ocasiones mordaces. Por ejemplo, “Beijing Bastards” (1993) de Zhang Yuan se centra en la subcultura del Punk juvenil, “Blind Shaft” (2003) del Li Yang cuenta la historia de dos convictos que trabajan en una peligrosa mina en el norte de China. Por su parte la ópera prima de Jia Zhang-keXiao Wu” (1997) nos muestra a un carterista de provincias y su “The World” (2004) trata de mostrar el vacío que provoca la globalización a ciertos sectores de la sociedad local en el escenario de un parque de atracciones.

beijing bastards
“Beijing Bastards” (1993)

Este cine ganó cierta notoriedad internacional y por eso muchas de sus producciones se financian con dinero extranjero, aunque siguieron manteniendo un bajo presupuesto y un estilo similar al que venían realizando. “Platform” (2000) de Jia Zhang-ke fue financiada en parte por la productora del conocido director japonés Takeshi Kitano.

Por su parte en la isla de Taiwán, a comienzos de la década de 1990 la Nueva Ola del cine local dio paso poco a poco a lo que se podría denominar la Segunda Ola de cine de Taiwán, compuesta por un cine algo menos serio y más cercano a la población, pero igualmente comprometido con representar la perspectiva taiwanesa. Por ejemplo, “Vive L’Amour” (1994) de Tsai Ming-Liang, que ganó León de Oro en el Festival de Cine de Venecia, retrata el aislamiento, la desesperación y el amor de los jóvenes, ya adultos, que viven en apartamentos de lujo en Taipei. “The Peach Blossom Land” (1992) de Stan Lai es una tragicomedia que involucra a dos grupos de actores que ensayan diferentes obras de teatro en el mismo escenario. Su profundidad metafórica le ayudó a obtener premios tanto en Berlin como en Tokyo.

Pero el realizador destinado a convertirse en el más destacado del cine local sería Ang Lee. Nacido en 1954 pronto emigro a Hong Kong y a Estados Unidos antes de volver como cineasta a su Taiwán natal. En 1991 se da a conocer con “Pushing Hands”, que narra la vida de un anciano que no sabe -o no puede- adaptarse a la vida occidentalizada. En los siguientes años estrena “The Wedding Banquet” (1993) y “Eat Drink Man Woman” (1994), todas ellas centradas en los conflictos generacionales y culturales que enfrentan muchas familias modernas. Sería con la llegada del siglo XXI cuando el director estrena la co-producción “Crouching Tiger, Hidden Dragon” (2000), que se convierte casi al instante en un éxito internacional sin precedentes y no solo encumbra al propio Ang, sino que renueva el gusto internacional por el wuxia fantástico e influye en la producción de cine en China durante estos primeros compases del nuevo milenio.

Yin shi nan nu (1994 Taiwan/US) aka Eat Drink Man Woman Directed by Ang Lee Shown: Dinner scene
“Eat Drink Man Woman” (1994)

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.