Home / Trabajar en el extranjero / Trabajar en Asia / Trabajar en China / Costumbres en China / Historia del cine chino V: la revolución cultural

Historia del cine chino V: la revolución cultural

Llegados a mediados de la década de 1960 el cine chino podía dividirse en tres ramas bien diferenciadas. Por un lado el cine de la China continental, local y muy influenciado por el control gubernamental y los idearios comunistas, pero que tenia lugar para que los autores pudieran dejar su sello y se experimentaba con nuevos formatos; El cine de Hong Kong, la gran meca dorada que había recogido la mayor parte del talento chino después de la guerra y que hacia cine de entretenimiento para casi toda Asia; y el cine de Taiwan, aún joven, con una escala menor e influenciado por el antiguo régimen conservador del Kuomintang.

Entonces, en 1966, se produce uno de los grandes hitos de la china comunista hasta la fecha, la denominada Revolución Cultural. Este movimiento de origen político pretendía recuperar los valores de la revolución comunista que, según Mao y parte de sus seguidores -que serían conocidos como la Banda de los Cuatro-, se estaban perdiendo por culpa de algunos dirigentes del partido con ideas mucho más aperturistas y liberales. Este intento de Mao de recuperar el predominio del partido lo llevo a organizar unas masivas manifestaciones estudiantiles que recorrerían el país e influirían en todas las capas de la sociedad. Toda idea demasiado innovadora o ajena a los valores tradicionales de la revolución se tildaba de subversiva o inadecuada.

Historia del cine chino V: la revolución cultural
Destacamento rojo de mujeres

Jiang Quin, tercera esposa de Mao y actriz, que no consiguió demasiado éxito, antes de la Segunda Guerra mundial se convierte rápidamente en figura clave de la “purificación” de las artes y toma las riendas del férreo control sobre diversos ámbitos de la cultura, entre ellos el cine. La mayoría de las películas anteriores a la Revolución son prohibidas y amontonadas en almacenes sin acondicionar, lo que provocó la destrucción y pérdida de buena parte de este patrimonio fílmico. Durante casi una década la producción fue casi nula y las únicas películas que se estrenaban era documentales propagandísticos o historias de la clase obrera interpretadas en clave política, como en “Set up Own Business”.

Reconocidos directores fueron duramente represaliados. El caso de Xie Jin es especialmente curioso ya que tras el estreno de “Dos hermanas de escena” fue tildado de “humanista burgués” y vetado hasta después de la Revolución, lo irónico es que una de las más destacables obras culturales durante este periodo fue una adaptación para ballet de “Destacamento rojo de mujeres” (Hóngsè Niángzǐjūn, 1971), película que el propio Xie Jin dirigió en 1961.

Por su parte el cine de Hong Kong seguía en auge y era la gran industria del cine chino, produciendo todo tipo de películas para las comunidades chinas de toda Asia. A comienzos de la década de 1960 el musical Huángméidiào cosechaba éxitos internacionales con el director Li Han Hsiang como mayor exponente. En 1963 el superéxito musical “The Love Eterne” (1962), protagonizada por Betty Loh Ti e Ivy Ling Po, rompe todos los records de taquilla en Hong Kong y Taiwan y se convierte en uno de los primeros grandes éxitos de la productora Shaw Brothers.

One Armed swordsman
Wang Yu en One Armed Swordsman

Casi a la vez que en China estallaba la Revolución Cultural en Hong Kong iba a despuntar un género que marcaría la siguiente década en la producción local, el Wuxia Pian -Cine de caballería chino-. El director Chang Cheh, a modo de experimento y con un presupuesto muy reducido para minimizar un posible fracaso, realiza el wuxia “Tiger Boy” con actores por entonces desconocidos. La película se estrena a nivel local en Taiwan y el enorme éxito encontrado hace que los hermanos Shaw se lancen de cabeza a este género, realizando casi con los mismos actores “Temple of The Red Lotus” (1965), considerado uno de los primeros Wuxias de la productora -ya que no se había estrenado aún en Hong Kong “Tiger Boy”-.

Un año después, y a caballo entre Hong Kong y Taiwan, King Hu dirige “Come Drink With Me”, considerada gran revolucionaria de esta nueva tendencia, y en 1969 comienza su magna obra “A Touch of Zen”. Grabada en dos partes y que suma casi 4 horas, es un Wuxia que entremezcla relatos dispares con un desarrollo complejo, onírico, épico… considerada hoy una de las obras maestras del género. Por su parte en Hong Kong el director Chang Cheh realiza en 1967 “One Armed Swordsman”, protagonizada por Jimmy Wang Yu y que narra la historia de un joven mutilado que se convierte en maestro de artes marciales. Cheh realiza un Wuxia violento y sangriento y prioriza la presencia masculina con héroes atormentados tanto en lo físico como en lo moral, introduciendo además elementos como la hermandad masculina y la venganza. Tanto King Hu como Chang Cheh fueron los nombres clave de esta época dorada del Wuxia, que duraría hasta bien entrada la década de 1970.

Bruce Lee
Bruce Lee

La Shaw Brothers predominaba en la producción y la exhibición cinematográfica, pero internamente la estricta política de Run Run Shaw hace que algunos de sus directivos, entre ellos su brazo derecho Raymond Chow, dejaran la compañía y fundaran la Golden Harvest en 1970. Productora pequeña y con pocos recurso no tenia medios físicos para competir con el gigante de los hermanos Shaw. Sin embargo sería solo un actor el que pondría a la Golden Harvest en el mapa cinematográfico mundial, Bruce Lee.

Lee llamaría a la puerta de la Shaw Brothers en busca de realizar películas en Hong Kong, pero su no muy exitosa carrera anterior y sus exigencias de gran estrella hace que el conservador magnate no lo contrate. Pero ahora Raymond Chow decide recurrir a él y pone sus esperanzas en el artista marcial, lanzándose en 1971 “The Big Boss”. Con tan solo 4 películas en su haber la estrella de Bruce Lee era una de las más brillantes, e hizo que el cine de artes marciales sustituyera al Wuxia de capa y espada en las preferencias del público. Su muerte en 1973 no hizo más que acrecentar su mito y que las compañías se obsesionaran por encontrarle un sustituto digno que ocupara su lugar y les diera sus correspondientes beneficios.

La década de 1970 también marca la vuelta del cine local en Cantonés a Hong Kong, que casi había desaparecido de la producción en años anteriores. Este cine se gesta en la actualidad, alejándose del cine de época y mostrando la vida moderna y cotidiana de la gente de la ciudad. “The House of 72 Tenants”, única película en cantonés rodada en 1973, es buen ejemplo de ello. Pero esta tendencia se asentaría con las comedias de los hermanos Hui: el director, guionista y actor Michael Hui; el actor y cantante Sam Hui; y actor Ricky Hui. En 1974 rodarían “Games Gamblers Play” que rompería todos los records de taquilla hasta la fecha en Hong Kong, superando incluso a Bruce Lee.

Games Gamblers Play
Games Gamblers Play

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.