Home / Trabajar en el extranjero / Trabajar en Asia / Trabajar en China / Costumbres en China / Historia del cine chino IX: Construyendo el cine hongkonés de los 90

Historia del cine chino IX: Construyendo el cine hongkonés de los 90

A mediados de la década de 1980 la Nueva ola del cine de Hong Kong se integraba poco a poco en la maquinaria de la industria local, e iba mucho más allá que un grupo directores con ideas novedosas. De entre los nombres destinados a sobresalir quizás el de Tsui Hark sea el mas reconocible e importante. Este director de origen vietnamita se trasladaría a Hong Kong para realizar sus estudios de secundaria y posteriormente se formaría en cine en Estados Unidos antes de volver a la colonia británica como director y productor televisivo.

Historia del cine chino IX: Construyendo el cine hongkonés de los 90
“Zu Warriors from the Magic Mountain” (1983)

En sus inicios en el cine realiza “Don’t play with fire” (Dangerous encounters of the 1st kind), cine trasgresor donde los haya en donde Hark toma el hecho real de unos jóvenes anarquistas que ponen una bomba en un cine. La censura no tardaría en poner sus ojos en dicha cinta, que sería duramente mutilada, y a nivel de público también fue un fracaso, pero vista en retrospectiva podemos ver ese inicio de la nueva generación de cineastas que estaba llegando para quedarse a finales de la década de 1970. Pronto se adentraría de lleno en el circuito comercial y revolucionaría el concepto de wuxia fantástico con su magna obra “Zu Warriors from the Magic Mountain” (1983), donde usaría intensivamente efectos especiales occidentales nunca antes vistos en el cine chino. A partir de ese momento toda su carrera de aquellos años pasa por revitalizar o revisionar de la mejor manera posible los diferentes géneros del cine local, desde el cine de artes marciales en “Once upon a time in China” (1991), hasta el cine de fantasmas con “A Chinese ghost story” (1987), pasando por el wuxia de “Swordsman” (1990) o “The blade” (1995) – Esta última revisión del personaje del espadachín manco que habían puesto de moda Chang Cheh y Jimmy Wang Yu décadas antes-, la comedia o el cine de acción en “Gunmen” (1988).

Comenzando la década de 1990 el cine de acción estaba de moda en Hong Kong y era muy conocido a nivel internacional. Así, en esta edad dorada, el propio Hark en la producción y el conocido director John Woo dan a luz la película “A better tomorrow” (1986) y surge el que sería conocido como Heroic Bloodshed. Este subgénero del thriller de acción balística es una especie de reintrepretación del wuxia masculino de Chang Cheh, mostrándonos por lo general una serie de héroes que, aunque permanecen al margen de la ley, se rigen por una serie de códigos de honor, de compañerismo, lealtad y justa venganza. A esta película le seguirían otras como “The killer” (1989), “Bullet in the head” (1990), “Once a thief” (1991) o “Hard Boiled” (1992), encumbrando no solo al propio Woo, sino a su estrella por excelencia, el actor Chow Yun-fat.

Este gusto por el cine de acción pronto impregnaría muchos otros géneros, incluyendo el de las artes marciales, y eso daría paso a excentricidades –en Hong Kong son muy dados a las excentricidades- como la combinación de acción marcial y balística protagonizada por mujeres, dando lugar a las femmes fatales o “girls with guns” del cine local. En 1986 se estrena la película “Iron Angels”, que lanzó al estrellato a sus protagonistas: Moon Lee y Yukari Oshima, y entre 1987 y 1993 se produce un boom de este tipo de productos.

a-better-tomorrow-ii
Chow Yun Fat en “A better tomorrow II” (1987)

Otro curioso movimiento cinematográfico muy puramente hongkonés surge de algo tan simple como una categoría de edad. En 1988 las autoridades deciden crear una categorización por edades para el cine local, que hasta ese momento se había movido a base de censura y recorte. El equivalente a nuestro “no recomendada para menores de 18 años” se conoce en Hong Kong como Categoría III o CATIII, y cuando nació dio alas a una serie de producciones que querían llevar los extremos más salvajes a la gran pantalla.

En el cine de Hong Kong la violencia es algo reconocido y aceptado, el público esta acostumbrado a ella, desde los relatos clásicos hasta el cine wuxia, la representación de la violencia es algo normal. Por este motivo para que una película adquiera la CATIII ha de representar mucha violencia o hacerlo de forma muy realista o morbosa. Sin embargo la cosa cambia con otros temas. Un simple pecho al aire o escenas eróticas muy suaves podían darte la categoría, al igual que usar lenguaje malsonante con muchos insultos. Además tratar temas que se consideraban inadecuados también era sinónimo de ganar la CATIII, por ejemplo “Happy Together” (1997) la obtuvo por mostrar un romance homosexual (a pesar de no mostrar nada explicito). Tratar temas políticos o que no fueran bien vistos para las relaciones entre Hong Kong y China también estaban en el punto de mira.

El movimiento más puramente CATIII se componía de películas que no ganaban su categoría por casualidad, sino que estaban pensadas para mostrar escenas fuertes y morbosas de la forma más brutal posible. Estas cintas se llenaban de asesinos en serie, se inspiraban en hechos reales -dotándolos de detalles ficticios más que escabrosos-, y recurrían al morbo más crudo y obsceno. Películas como “Dr. Lamb” (1992), “The Untold Story” (1993) y “Ebola Syndrome” (1996) hay que verlas para créelas. También se podían encontrar cintas puramente eróticas, entre las que destaca como más conocida en occidente “Sex and Zen” (1991).

untold-story
Anthony Wong en “The Untold Story” (1993)

Lo curioso de las CATIII es que la gran mayoría de los actores que hoy son reconocidos y famosos en Hong Kong pasaron en mayor o menor medida por el filtro de este movimiento, realizando sus películas dentro del subgénero. Ahí tenemos a uno de las más prolíficos, Anthony Wong, protagonizando, entre otras, las nombradas “The Untold Story” (1993) y “Ebola Syndrome” (1996), pero nombres como Ben Ng, Elvis Tsui, Lawrence Ng, Danny Lee, Kent Cheng, Ray lui o Simon Yam también estuvieron por aquellos derroteros.

Dentro del cine más comercial de la colonia británica de finales del siglo XX destaca el nombre de Wong Jing. Nacido en 1955 comenzó su carrera en el estudio Shaw Brothers y dirigiría su primera película en 1981 “Challenge of the Gamesters”, donde le pillaría el gustillo a producciones sobre el juego y los timadores, tema que explotaría en películas posteriores como la conocida “God of Gamblers” (1989), con Chow Yun-fat y Andy Lau. Wong Jing esta considerado el director comercial más lucrativo de aquellos años, realizando productos de entretenimiento de mucho éxito para el gran público.

La década de 1990 vio nacer además la que se conocería como Segunda Ola del cine de Hong Kong, compuesta por realizadores que querían alejarse de los circuitos y temáticas más comerciales para adentrarse en un cine más personal y diferente. Directores como Stanley Kwan, Clara Law y su compañero Eddie Fong, Mabel Cheung, Lawrence Ah Mon y Wong Kar-wai, ganaron notoriedad a nivel internacional principalmente debido al circuito de festivales, aunque no tendrían un gran éxito comercial en su Hong Kong natal.

chungking
“Chungking Express” (1994)

Particularmente las obras de Wong Kar wai serían muy reconocidas en occidente. Cintas como “Chungking Express” (1994) fueron muy bien acogidas por ciertos sectores de público y crítica europea y “Happy Together” (1997) le dio el premio a mejor director en Cannes. Por su parte Stanley Kwan, realizador marcado en muchas de sus obras por un punto de vista femenino del propio cine, ganaría sendos premios en Berlin por “Red Rose White Rose” (1994) y “Hold You Tight” (1997).

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

One comment

  1. borei i hrisi aygi na min efthinete gia ola ta kaka pou ehoun svmiei sti hwra, alla auto kai mono den apotelei logw gia na tous valoume kai na mas kyvernisoune… Min to hasoume kai teleiws! Vasika boroun na mas afisoune hsyhous oloi? Ade giati poso koutohorto na faei enas anthrwpos se mia zwi… Kai legame ti ma**kia na kanoume twra?.. Den vazoume kai ti x.a. Panw sto kefali mas… An kai vgazei poli gelio, kanonika einai gia klamata i katastasi an to skefteis…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.