Home / Trabajar en el extranjero / Trabajar en Asia / Trabajar en China / Consejos en China / Cinco detalles a tener cuenta al hacer negocios en China

Cinco detalles a tener cuenta al hacer negocios en China

Hoy os comento cinco detalles acerca de hacer negocios en China. Las situaciones, como las personas, son diferentes. No todas las personas son iguales ni hacen negocios de la misma manera. Pero aprovecho para daros unos consejos por si algún día os veis en alguna situación similar.

Cinco detalles a tener cuenta al hacer negocios en China

Cuando “No” no se dice

Si visitas proveedores verás que cuando haces preguntas sobre los productos que fabrican y si pueden o no fabricar algo concreto por lo general la respuesta será siempre positiva o ignorada. A veces porque no se puede hacer, otras porque no se sabe la respuesta.

Eso no quiere decir que se pueda fabricar todo, ni que la pregunta ha sido entendida. Quiere decir que no te quieren perder como cliente, que evitan cometer un error y es parte de sus formas de hacer las cosas.

Por eso sugiero prestar atención. Pongo un ejemplo.

Si visitas una empresa que fabrica tela para vestidos de novia, tienen cinco máquinas y unos pedidos altos y tu les preguntas si también pueden hacer tela para camisas / popelina. Lo mas seguro es que la respuesta sea “si, podemos hacer todo” pero su maquinaria no puede, por ello te proporcionarán el producto actuando de intermediarios. Nada malo con trabajar con intermediarios pero está bien aclararlo.

Comidas de negocios en China

En China la comida es una pieza central de la cultura y del arte de hacer negocios. En China un rechazo de una cena o una respuesta del tipo “no tengo hambre” no son argumentos válidos. Nadie se va a enfadar, pero si se nota en sus caras que no es una situación cómoda. Todos podemos aprender a comer sin el mandato biológico.

Es una forma de dar la bienvenida a la otra persona y de continuar haciendo guanxi.

Como bien explican en Shanghai Daily, la comida mas que una mera forma de alimentarse es una herramienta diplomática muy potente. Por ello la existencia de los Banquetes de Estado como parte del mundo diplomático.

Cuando alguien propone una comida no hace falta comerlo todo, la mayor parte de los platos son compartidos, puedes hacer descansos como los demás, reposar los palillos, hablar y reir un rato. Al final verás como no es tanto.

¿Y si me aplauden?

En algunas reuniones o comidas de negocios hay gente que aplaude al invitado de honor, a la persona que llega al país a hacer negociaciones. No es muy común pero todavía sucede. Si esto pasa y te aplauden, aplaude también.

El brindis

Cuando alguien proponga un brindis haz lo que ves, eleva tu vaso y brinda con otros. O en otros casos, después de varios brindis o cuando la mesa es grande, eleva el vaso y sin brindar con otros brindas despacio con la base del vaso en la parte giratoria de cristal de la mesa. De esta forma estás brindando con todos a un mismo tiempo.

Propón un brindis tu mismo, algo corto pero informal.

No hace falta

Cuándo poner fin a una cena

Si eres el invitado de honor nadie abandonará la cena hasta que te vayas. Seguirás cenando hasta la eternidad si te descuidas, y se seguirán pidiendo mas platos de comida.

Cuando seas el invitado de honor y veas que la cena debería tocar a fin, es tarde o la gente debe irse. Propón una despedida, un último brindis, un gracias y nos vemos pronto.

¿Alguna vez os habéis visto en situaciones parecidas? ¿Qué habéis hecho?

Ver también

Buscar trabajo en China a través de LinkedIn

Seguro que muchos de vosotros ya conocéis la red social LinkedIn. A pesar de recibir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.