Gastronomía francesa

La gastronomía francesa es una de las más populares de Europa y del mundo, distinguiéndose como una de las más refinadas y suelen ser habituales las rutas gastronómicas que recorren el país en busca de los mejores platos, pues al igual que sucede en otras naciones del mundo, la gastronomía puede variar en función de la ubicación geográfica.

cocina-francesa

Platos típicos de la cocina francesa

Quiche Lorraine

Especialidad francesa que consiste en una tarta de jamón, queso y baicon que se consume especialmente en Alsacia, región francesa influenciada activamente por la gastronomía alemana.

Cassoulet

Es un cocido casero de alubias blancas y embutidos, cuya composición puede variar de una región a otra.

Coq au vin

El Coq au vin o pollo al vino es otra de las delicatessens típicas de Francia y uno de los principales platos consumidos por los turistas en busca de una buena comida casera.

Ratatouille

Plato típico de la región de Provenza que constituye una comida vegetariana muy popular en el país, pues está elaborado a base de verduras tradicionales, concretamente, ajo,calabacín, berenjena, cebolla y pimiento aderezado con aceite de olivas y especias típicas de la región.

Salade niçoise

Se traduce como ensalada nizarda y como su nombre indica, es propia de la región de Niza y consiste en elaborar una mezcla de verduras a las que se le añade patatas cocidas, huevos y atún, aunque la versión original no incorporaba estos ingredientes y se elaboraba sólo con verduras y corazones de alcachofa.

Tarta tartín

Es uno de los dulces típicos de Francia más internacionales que consiste en una tarta de manzana elaborada a la inversa de la tradicional, es decir, añadiendo la masa encima de las manzanas. Una creación de las hermanas Tatin que al parecer hicieron por error y que terminó convirtiéndose en uno de los platos más populares de la repostería francesa.

Crêpes

Las Crêpes podrían considerarse el postre francés por antonomasia y son consumidas y copiadas en todo el mundo, aunque en Francia de donde son originarias podemos encontrar múltiples versiones de estas deliciosas tortitas que se acompañan habitualmente con sirope, nata o bolas de helado en la merienda o como postre.

Galettes

Las galettes se diferencian de las crepes en que básicamente se componen de harina negra proveniente del trigo negro o del zarraceno, lo que les confiere un color amarronado que comúnmente se confunde con el chocolate.

Otra diferencia sustancial entre estas tortillas y las crepes tradicionales, es que mientras las segundas son dulces y se utilizan siempre para postres o con otros condimentos azucarados, las galetes suelen acompañarse de ingredientes salados como embutidos y queso, aunque también se les añade lechuga, salsas como una especie de hamburguesa gourmet que se sirven en muchos restaurantes y que sustituye al pan tradicional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.