Home / Aprender idiomas en China / ¿Es verdad que el chino es difícil? (Segunda parte)

¿Es verdad que el chino es difícil? (Segunda parte)

La comprensión auditiva, en chino, es difícil, por dos razones. La primera está íntimamente relacionada con la cuestión de la fonética, sobre la que ya hablamos en la entrada anterior: el chino tiene muchos sonidos de los que no disponemos en castellano, lo que unido a la gran homofonía de esta lengua (es decir, a que existe una gran variedad de caracteres que se pronuncian exactamente igual), hace que para nosotros sea difícil entender lo que está pasando. La segunda razón está relacionada con cuestiones culturales: en muchas ocasiones, aunque entendemos qué nos están diciendo, somos incapaces de entender qué es lo que me han querido decir. Es fácil sentir frustración en este sentido, lo que a la larga se traduce en desánimo hacia el estudio. Sólo una larga exposición a la lengua y su cultura pueden servir para solucionar esta cuestión, por lo que habrá que armarse de paciencia en las etapas iniciales hasta conseguir hacerse con las herramientas culturales y lingüísticas necesarias para solucionar estos problemas.

¿Es verdad que el chino es difícil? (Segunda parte)
Fuente | www.china-family-adventure.com

Aprender vocabulario es relativamente fácil. Atención, no estamos hablando de los caracteres, que por sí mismos rara vez son palabras, sino de las palabras que podemos componer con ellos. Al comienzo del aprendizaje, aprender palabras nuevas resulta difícil, pero no porque los mecanismos de construcción de las mismas sean complicados, sino porque encontramos muchas trabas tratando de “sacar” de nuestra mente  la escritura o la pronunciación de la misma. A partir de los niveles intermedios, cuando los mecanismos para la escritura y pronunciación básicos ya se han automatizado, aprender vocabulario nuevo resulta fácil e incluso divertido: ¿quién no se ha reído al descubrir que el teléfono móvil (手机) es una “máquina de mano”, mientras que el teléfono fijo (座机) es una “máquina sentada”? Trucos como la descomposición de la palabra en los significados básicos de los caracteres que la componen son muy frecuentes en los estudiantes de estos niveles, por lo que la adquisición de vocabulario nuevo ocurre de forma bastante rápida.

Leer en chino no es ni fácil ni difícil. Probablemente los lectores se estén llevando las manos a la cabeza: leer en chino es difícil, hay muchas palabras que no se conocen, si no conozco una palabra no puedo entender lo que dice el texto… Estamos de nuevo ante un problema del método con el que se ha aprendido chino, y no del aprendizaje en sí, ni desde luego de la lengua. La mayoría de los métodos para el aprendizaje de chino han sido diseñados en China, pensando en que un desglose palabra por palabra de los textos será para el extranjero la mejor manera de aprender la lengua. Esto hace que, cuando nos sentamos a estudiar, nos resulte mucho más fácil entender y aprehender el contenido de los textos, pero tiene la dificultad de que no ofrece herramientas al estudiante para enfrentarse a textos en los que no conozca todos los caracteres, que será la mayoría de los que se encuentre en la vida real. El problema, de nuevo, es la metodología de enseñanza utilizada, por más que tendamos a echarle la culpa a la lengua en sí.

En conclusión, y como hemos ido viendo a lo largo de estas dos entradas, sobre la lengua china y su dificultad de aprendizaje y uso existen bastantes mitos, producidos un tanto por desconocimiento y fomentados por los métodos de enseñanza. Un buen sistema de aprendizaje de chino, integrado por un buen profesor, un buen manual y un buen conjunto de hábitos de estudio, son imprescindibles para que el estudio de esta lengua sea productivo y no frustre al estudiante.

Fuente imagen destacada | Flickr

Ver también

Los 5 mejores canales de Youtube para aprender chino

Aprender chino puede convertirse en toda una odisea para los occidentales no obstante contamos con …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.