¿Es clave para la gama X de Nokia el que los usuarios los vean como móviles Android?

Nokia-X-Android-users-perception

Dado que el proyecto de código abierto de Android (AOSP) es gratuito el tomar el código, modificarlo y usarlo, cualquier fabricante puede construir un sistema operativo personalizado basado en él (con o sin servicios de Google incluidos). El resultado podría ser grande, mediocre, o francamente terrible. Las Tabletas Kindle Fire de Amazon son un ejemplo de cómo se puede construir un dispositivo basado en Android con éxito que no te hacen pensar que se está ejecutando Android.

Como seguramente habrás leído en Exabeta o en la red, Nokia dio a conocer una nueva familia de teléfonos inteligentes basado en AOSP en el MWC 2014, la familia X en la que están: el Nokia X, Nokia X+ y Nokia XL. Al igual que las tabletas de Amazon, estos teléfonos no promueven los servicios de Google. En cambio, los clientes de uno de estos móviles reciben a cambio un montón de características y servicios desarrollados por Nokia y Microsoft (Maps HERE, MixRadio, Skype, OneDrive, etc).

Pero, ¿Los usuarios regulares se refieren a ellos como teléfonos Android? La respuesta no está muy clara en este momento. Si echas un vistazo a las especificaciones oficiales de los terminales en la página web de Nokia, no encontrarás ninguna mención a Android allí. El sistema operativo de los nuevos terminales se muestra como la “plataforma de software de Nokia X”.

Efectivamente, los teléfonos X se presentan como dispositivos capaces de darte a “Descubrir el mundo de las aplicaciones de Android.” Pero, por ejemplo, los dispositivos BlackBerry también pueden ejecutar aplicaciones de Android, y la gente todavía los llaman BlackBerry.

Como se ha mencionado anteriormente, Nokia lanza la serie X dirigida especialmente para los mercados emergentes, para los usuarios que busquen disponer de su primer smartphone. Estos usuarios, que por regla general no son muy conocedores del mundo de la tecnología móvil, probablemente dirían que el Nokia X (o XL) es simplemente un Nokia, o podrían incluso decir que es un teléfono Microsoft (ya que tiene muchas características que vienen de parte de Microsoft, además de una interfaz que recuerda a Windows Phone.

Pero no es muy creíble que los usuarios regulares, los conocedores de este mundillo, digan que el Nokia X (XL) sea un teléfono Android. Y la verdad es que es probable que Nokia no se preocupe por esto demasiado, ya que no creen que puedan atraer a los usuarios de Android con estos nuevos dispositivos.

Eso si, los usuarios que busquen un teléfono que tenga un precio de alrededor de los 120-130 euros (como el Nokia X y XL) seguramente no les importe si se ejecuta Android u otro sistema operativo en el teléfono, siempre y cuando este dispositivo les proporcione al menos algunas de las características y aplicaciones que se encuentran generalmente en los productos de gamas más altas.

La familia de teléfonos X deberían permitir a Nokia y en su defecto a Microsoft, que será el propietario de división de teléfonos móviles de Nokia a finales de este trimestre, luchar contra el ejército de teléfonos Android baratos que han inundado el mercado mundial en los últimos años.

Nokia y Microsoft quieren luchar contra Google con sus mismas armas con la ayuda de esta nueva serie de dispositivos con algunas características atractivas. Los Nokia X, X+ y XL son terminales coloridos, bien construidos, y tienen la capacidad de SIM dual. Ciertamente, pueden ofrecer más que un teléfono Asha. La última vez que Nokia reveló cifras de ventas de la gama Asha fue allá por el tercer trimestre de 2013, cuando la empresa informó que vendió “5,9 millones de smartphones táctiles completos Asha” a lo largo del trimestre.

¿Serán Nokia y Microsoft capaces de vender millones de smartphones de la gama X también? ¿Podrán ganarle terreno a Google?. Bueno, seguramente esta pregunta quede sin respuesta hasta más tarde casi 2015, mientras tanto esperaremos acontecimientos.

Vía: Nokia X, Nokia X+ y Nokia XL