Home / Españoles en China / El pekinazo

El pekinazo

Cuando llegué a China una de las primeras palabras que me dijeron es que tuviera cuidado con el “pekinazo“. Poco a poco voy entendiendo la profundidad de esta palabra y el concepto que se esconde detrás. Hoy quiero hablarles sobre lo que significa.

Definición. Dícese del momento en que te das cuenta que vives en China y que estás literalmente al otro lado del mundo. Suena un poco obvio pero créanme que toma un poco de tiempo asimilar el cambio de estilo de vida. Muchas veces se traduce en desesperación, depresión o agresividad que puede terminar en que decides regresar a tu país, aunque generalmente solamente se traduce un mal día en que te gustaría que hubiera un hoyo en la tierra y que de pronto llegaras a casa  en un segundo.

Sí, la consecuencia más grave del pekinazo es salir huyendo. Y créanme que he conocido casos de quienes han durado menos de una semana…

perdido en PekínPero sin sonar alarmista ni trágica, muchas veces el pekinazo es simplemente haberte levantado con el pie izquierdo (o derecho en mi caso) o haber tenido un mal día o haberte cruzado con la persona incorrecta que haga cuestionarte toda tu estancia aquí.

Esto se explica porque como extranjeros que somos, desconocemos muchos de los patrones culturales de aquí y si a eso le sumamos el idioma… entonces se dan muchas situaciones que generalmente no habrían pasado en nuestro país.

Todos hemos tenido un pekinazo… por ejemplo mi primer pekinazo fue cuando, al intentar cruzar la calle en una de esas avenidas gigantescas, simplemente no alcancé a cruzar y me quedé en medio de la avenida por donde pasaban autos, buses, bicicletas, sillas de ruedas y muchas cosas más. Por más que esperé la luz verde para seguir cruzando, era imposible porque los autos seguían pasando haciendo caso omiso de la luz roja para los coches. Ahí fue cuando me di cuenta de que estaba en China, y que tenía que aprender a cruzar la calle como china para no morir en el intento.

Y bueno, hasta ahora tengo algunos momentos pekinazo, especialmente en el metro en hora punta, pero cada vez es menos porque van disminuyendo a medida que nos acostumbramos a vivir en China.

Como consejo, les recomiendo la mentalidad zen e intentar que los pequeños roces del día a día los afecten. Aunque claro, siendo dos culturas tan diferentes es inevitable que tengamos un… pekinazo.

*Este término es aplicable a otras ciudades: Shanghainazo, Xianazo,…

 

Ver también

Las personas chinas y su amabilidad: occidentales a ojos de orientales

¿Por qué nos miran tanto y sonríen? ¿Se están riendo de nosotros? ¿Estoy haciendo algo …

3 comments

  1. En fin, el pekinazo era una cosa de la que se hablaba a menudo entre los que estábamos en la comunidad española en Pekín en los años 80 (unas decenas de estudiantes y diplomáticos), y hubo gente a quien le produjo daños serios. El pekinazo era el vivir en el Pekín de esa época, totalmente estatalizado, sin una maldita tienda donde comprar nada interesante, sin restaurantes que se salieran del ABC (todos de mala calidad y servidos por antipáticos funcionarios), haciendo vida social en hoteles y poco más, sin ocio más allá de la ópera, en una ciudad gris oscura (muchísimo más oscura que ahora), rodeados por gente gris que vestía de gris (o verde o azul) y que tenía aún miedo a tratar con extranjeros. El clima atmosférico era lo único igual que ahora. Te podía producir una crisis mental en cualquier momento. Cuando te daba el pekinazo te ibas una semana a Hong Kong y te dabas un baño total de compras, cenas, discotecas, copas y ocio del tipo que te gustara. A mí, la verdad, darme fuerte nunca me dio, pero pasaba.

    El choque cultural es siempre importante en cualquier parte del mundo, y lo que describes te pasa, por unos u otros motivos, si vives en Pekín, en Copenhague, o en Perú o en Alaska. Entonces se sumaba a eso el vivir en una especie de Corea del Norte amable. Quizá en Pekín te pasan ahora cosas que entonces no pasaban (y peores, como el tráfico), pero me temo que el pekinazo tiende, en una ciudad particular pero moderna, con miles de opciones, a ser la típica queja frívola de ese español al que no le gusta nada de China ni de los chinos y que a la mínima le entra el pekinazo.

    Me hace gracia que la palabreja siga funcionando entre la comunidad española de Pekín 30 años después, pero no es lo mismo. Por cierto, ¿alguien sabe de su traducción a inglés o a otro idioma? 🙂

  2. Muchas gracias, Javier, por compartir con nosotros dicha explicación, muy interesante. Como bien dices, nada tiene que ver la situación de aquel momento con la actual, aún así, se sigue utilizando sobre todo entre los estudiantes, tanto españoles, como hispanohablantes en general. Por cierto, hemos preguntado sobre su traducción al inglés, y no hemos dado con un término similar, aunque sí se habla del “Beijing culture shock”.

    ¡Un saludo!

  3. Un saludo desde escocia a la comunidad de espanioles en china. Interesante lo del pekinazo. Al final no queda mas que poner la otra mejilla a la bofetada de una ciudad de las magnitudes de Pekin, mas el agravante del idioma, se da uno cuenta de la pasta que esta hecho uno. Con respecto al choque cultural uno ha de sacar cosas positivas de una cultura con mas de 6000 anios de antiguedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.