Home / Costumbres en China / Eat Drink Man Woman (Ang Lee, 1994)

Eat Drink Man Woman (Ang Lee, 1994)

Eat Drink Man Woman (Ang Lee, 1994)Eat Drink Man Woman (1994)
Director: Ang Lee
Guión: Ang Lee, James Schamus, Wang Hui-Ling
Actores:  Lung Sihung, Wang Yu-wen, Wu Chien-lien, Yang Kuei-mei
Fotografía: Lin Jong
Música: Mader

En la década de 1980 la industria del cine de Taiwán era pequeña y efímera. Copada por productos hongkoneses y foráneos, el cine local, compuesto en gran parte por melodramas y comedias ligeras muy clásicas, rara vez se exportaba fuera del país. En este ambiente una serie de directores decidieron poner el foco en la perspectiva taiwanesa, hacer un cine que pusiera en valor lo local. Directores como Edward Yang, Hou Hsiao Hsien o Chen Kunhou realizan una serie de películas que conforman una crónica muy interesante de la trasformación socio económica y cultural del país. Sin embargo, aunque su cine gustaba en occidente, no llegaba al público local debido a su fuerte componente de autor, con su ritmo y estética tan personales. Así, en la década de 1990 surgirían otra serie de directores cuyas películas estarían caracterizadas por una visión menos seria y más enfocada al entretenimiento público, aunque no menos consignadas a retratar las perspectivas taiwanesas. Allí estaban Tsai Ming-liang, Stan Lai y Ang Lee, quizás el más reconocible en occidente.

Ang Lee nació en octubre de 1954 en el seno de una familia que sufrió las represiones políticas de la China comunista. Tras graduarse en la Universidad de Bellas Artes de su Taiwan natal, su familia emigraría a Estados Unidos en 1978, donde el joven Lee se especializaría en dirección teatral en la Universidad de Illinois y más tarde realizaría un máster en la escuela de arte Tisch de la Universidad de Nueva York, siendo compañero del conocido director estadounidense Spike Lee, con quien trabajó durante esta época.

Lee se da a conocer en el cine con “Pushing Hands” (1991), que narra la vida de un anciano que no sabe -o no puede- adaptarse a la vida occidentalizada. Esta pasaría en la escena internacional sin pena ni gloria, y el director se embarcaría a continuación en una especie de trilogía con la familia como protagonista, así nació “The Wedding Banquet” (1993). Con un formato de comedia ligera de situación, Lee introduciría un elemento complicado e innovador en el cine local, la temática homosexual. Continuando la estela de esta vería la luz un año más tarde “Eat Drink Man Woman” (1994).

eat drink man woman

Comer, Beber, Amar”, como se tituló en España, narra un retazo de la vida de una familia encabezada por el maestro de la cocina Chu, semiretirado y viudo, y sus tres hijas: la mayor, profesora de escuela y refugiada en la religión tras un desengaño amoroso juvenil; la mediana, chica de éxito que posee un puesto ejecutivo en una compañía aérea; y la más joven, estudiante y que trabaja en un restaurante de comida rápida para sacarse un dinero. Con todos viviendo en la casa familiar, la situación es cuanto menos agria, y las relación familiar bastante tensa.

Esta deliciosa película se abre con una gran escena inicial, donde entre fogones vamos viendo las evoluciones del maestro Chu en la preparación de la comida familiar. La comida se vuelve exuberante en casa de Chu y sirve como eje vertebrador de una familia no bien avenida que “se comunica comiendo”, al igual que sus vecinos se comunican cantando con su karaoke. A través de esta familia se representa el choque intergeneracional entre hijas y padre, además del choque entre lo moderno y lo tradicional en un Taipei cosmopolita. A esto hay que añadir no solo por los problemas familiares derivados de los diferentes roces entre sus miembros, o la idesosincracia económica de la propia época, sino también los provocados por el Amor que hará acto de presencia de las formas más sorpresivas o inocentes, dando forma al melodrama que es la base comercial de la cinta.

En cierto momento de la película se dice “Comer y Amar son los dos principales instintos del ser humano”, y esta es una buena definición para la misma. El fondo de retrato social se eclipsa con el melodrama basado en el amor y la película no pierde ritmo ni sentimiento durante todo su metraje. Un viaje ameno y agradable, que compitió por el Oscar a película de habla no inglesa que al final no pudo llevarse.

eat drink man woman

Ang Lee dio el salto definitivo a la escena internacional y con algunas películas más en su haber dirigió uno de los mayores hitos asiáticos internacionales de principios de siglo, “Crouching Tiger, Hidden Dragon” (2000). Este Wuxia, protagonizado por las estrellas Michelle Yeoh, Ziyi Zhang y Chow Yun Fat, y que bebía enormemente de maestros taiwaneses del género como King Hu, tuvo un inusitado éxito internacional que catapultó a Lee definitivamente a los Estados Unidos, y de paso puso el foco internacional en el cine de artes marciales proveniente del extremo oriente asiático.

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.