Home / Españoles en China / Carlos, consultor estratégico en Pekín

Carlos, consultor estratégico en Pekín

En los últimos años, China siempre se ha asociado a su economía, convirtiéndose en la actualidad en uno de los principales objetivos para los emprendedores que han visto en este país posibilidades para hacer negocios. Esta semana hablamos con Carlos Barreda, consultor estratégico sobre comercio en China, para que nos explique cómo una empresa extranjera puede entrar en el mercado chino.

Consultor estratégico en China

Nombre: Carlos Barreda Ruiz
Ciudad natal: Barcelona
Ciudad en China: Beijing
Fecha de llegada: Abril 2012
Edad: 28 años
Profesión: Consultor Estratégico
Estudios: Licenciatura de Economía

– Hola, Carlos. Gracias por dedicar unos minutos a responder nuestras preguntas. Antes de adentrarnos en el mundo empresarial, nos gustaría saber qué razones te llevaron a dar el paso de irte a vivir al extranjero y sobre todo, por qué elegiste este país.

La realidad es que, como muchos jóvenes españoles, me sentía limitado y estancado en España. Como todo el mundo sabe, la situación laboral allí es muy complicada. En mi caso, me encontraba trabajando en el sector Banca Comercial y decidí darle un giro a mi vida, pues tenía claro que si no lo hacía en ese momento, no lo haría nunca.

Elegí China porque dos buenos amigos, una pareja de Barcelona, se encontraban en Beijing. Ellos fueron quienes me animaron y me ayudaron a la hora de localizar empresas de determinados sectores que fuesen de mi interés. La verdad es que gran parte del valor de estar aquí, a día de hoy, se lo debo a ellos.

– En la actualidad trabajas para la consultora GoldMillennium Group, ¿cómo conseguiste ese trabajo?

La realidad es que llegué a GoldMillennium Group a través de un programa de becas, Faro Global. Como he dicho, en un primer momento me dediqué a realizar mi propio listado de empresas que podían encajar con mi perfil. Una vez listo, traté de localizar programas de Becas que se ajustaran a mi situación. Con el programa de becas Faro Global identificado, me empecé a ofrecer a dichas empresas como Becario a “coste cero”. Así fue como llegué a GoldMillennium Group.

– Según nos comentas, después de trabajar como becario firmaste un contrato de un año con esta misma empresa, ¿ha supuesto también un cambio en tus responsabilidades?

Sí, indudablemente. Entrar como becario en una empresa implica un proceso de aprendizaje y adaptación. Fueron meses en los que dediqué mis esfuerzos a entender cómo trabajaba la empresa, cómo se desarrollaban los servicios y localizar qué se valoraba más dentro de la misma.

Ahora, con un contrato en vigor, mis responsabilidades han cambiado mucho. Lógicamente conozco en mayor profundidad los procesos y los servicios de consultoría que vendemos. Actualmente ejerzo como Project Manager de varios proyectos de legal, a nivel de constitución de sociedades en China, lo cual implica gestionar un equipo de trabajo y reportar a los correspondientes clientes.

– Dices que durante tu periodo como becario hacías Estudios de Mercado de productos potenciales, ¿qué productos españoles crees que podrían tener buena acogida en el mercado chino?

Los estudios de mercado son la herramienta clave para todos aquellos emprendedores que desean atacar un mercado. En el caso de China, la gente piensa que cualquier producto tiene cabida, pero la realidad es totalmente distinta. El mercado chino está en continua evolución, madurando constantemente. Es por ello que, productos tales como el vino, el aceite de oliva, o el queso, productos típicamente españoles, siguen teniendo cabida pero el mercado cada vez resulta más copado.

En este sentido, para estos productos será imprescindible optar por segundas y terceras ciudades, realizar mayores esfuerzos en cuanto a marketing y tratar de situar a los productos españoles como productos de primer nivel. El ejemplo perfecto sería el aceite de oliva.

Además, hay que tener muy presente que la balanza en el mundo ha cambiado. Ahora es la población china la que dispone del dinero, por lo tanto, es el momento de venderles a ellos, no sólo productos sino también servicios, como es el caso de turismo de calidad o la enseñanza de nuestro idioma, tratando de diferenciarnos de los países latinoamericanos.

Finalmente, un producto muy importante, por el cual cada vez existen más chinos interesados, es el sector inmobiliario español. Existen perspectivas de que se aprueben leyes a favor de la inversión extranjera en España y eso el consumidor chino lo tiene muy presente.

– Resulta curioso que en general no podemos encontrar muchos productos españoles en China, ¿cuál crees que es problema?, o mejor dicho, ¿con qué problemas nos encontramos a la hora de exportar productos de España a este país?

La realidad es que cada vez son más los distribuidores chinos interesados en el producto español. De todas formas, como bien dices, existen varios problemas. Probablemente el más importante es que a nivel legal no resulta sencillo introducir productos en el mercado chino. En este sentido, vamos a necesitar de numerosas licencias, solucionar los problemas en aduanas, los pago de tasas, el etiquetaje en chino y demás requerimientos, lo cual no significa que no se pueda, sino que resulta complicado.

Por otro lado, evidentemente no sólo los productos españoles quieren entrar en el mercado chino, lo que significa que tenemos que “luchar” contra otros países y marcas para hacerle entender al consumidor chino que nuestro producto es el mejor.

– En la actualidad una de tus principales funciones como Project Manager es la constitución de sociedades, ¿nos podrías contar a grandes rasgos los principales pasos que debe dar una persona que quiera fundar una empresa en China? 

Constituir una sociedad en China, además de tiempo, requiere más capital que en España.

El primero de los pasos será registrar nuestra marca y logo. En China existen numerosos problemas de Propiedad Intelectual.

A continuación deberemos tener claro cuál será el objeto social de esta futura sociedad, pues en función de este el Gobierno Chino nos requerirá registrar un capital social, más o menos elevado, a inyectar en el plazo máximo de dos años, que, a diferencia de España, podremos reutilizar para afrontar los gastos de la operativa diaria de la sociedad. Además, en función de este capital social registrado, tendremos más o menos facilidad para solicitar licencias de negocio en un futuro.

Durante el proceso de constitución será clave trabajar en la búsqueda de canales de distribución y negocio como en cualquier otro país. Las relaciones en este sentido resultarán muy importantes.

La constitución de la sociedad tardará entre 4 y 6 meses en función de su tipología. 

– ¿Es cierto que la mayoría de los emprendedores extranjeros fundan su empresa en Hong Kong?, ¿qué ventajas tiene? 

Sí, totalmente cierto. Gracias a la proximidad geográfica y las ventajas fiscales, la figura de una empresa holding en Hong Kong resulta una pieza importante en los esquemas legales de muchas de las sociedades que deciden atacar el mercado chino.

Las ventajas de constituir una sociedad en Hong Kong son numerosas. La primera y más atractiva es desde el punto de vista fiscal, ya que tan sólo soportan una tasa impositiva del 16,5% por impuesto de sociedad. Esta tasa puede resultar del 0% si la sociedad se declara como Offshore, es decir, si no realiza actividad comercial alguna dentro de la jurisdicción de Hong Kong.

Por otro lado, las facilidades para constituir son enormes, ya que en menos de 3 semanas, y con tan solo un capital social de 10.000 HKD, puedes tener registrada tu empresa.

La idea, por lo tanto, es que la compañía Holding en Hong Kong soporte los beneficios de la empresa instalada en China, maximizando el beneficio del proyecto a medio o largo plazo. 

– Siempre se ha dicho que aunque la legislación actual permita que el extranjero no tenga un socio chino, es mucho más fácil si se tiene, ¿por qué?, ¿qué beneficios te proporciona?

Bien, hace unos años resultaba muy complicado entrar en el mercado chino sin un socio local, pero la realidad es que la figura de un socio chino dentro de la sociedad resulta cada vez más prescindible.

Para ser más exactos, cada vez se tiende más a constituir sociedades WFOE (Empresas de capital totalmente Extranjero) y contratar a un experto local el cual ejercerá de mano derecha en nuestras negociaciones, pero nunca como socio.

De todas formas, existen sectores como Turismo, que legalmente puedes constituir sociedad sin socio chino, pero el capital social a registrar requerido es muy alto, con lo cual, en muchos casos, te ves obligado a constituir con un socio local, sociedad denominada Joint Venture.

– Por tu trabajo, estás en continuo trato con futuros clientes, ¿extranjeros o chinos?, ¿cómo son las negociaciones con los empresarios chinos? 

La realidad es que la gran mayoría de clientes, por no decirte el 100%, son clientes extranjeros. Es decir, en la rama de la consultoría, las empresas extranjeras nos diferenciamos de las compañías locales por hablar el idioma de nuestro cliente. Este punto, evidentemente, se refleja en las tarifas, más caras. Pero el empresario que aterriza en China quiere y necesita entender qué pasa en este país, cómo se deben hacer las cosas y, sobre todo, tener una comunicación fluida con quien le asesora.

Por lo que tengo entendido, para hacer negocios con los empresarios chinos hay que ganarse y mucho su confianza. Eso significa numerosas cenas, fiestas y karaokes, para finalmente cerrar tratos comerciales. 

– Antes de hacerte la entrevista nos dijiste que no hablabas chino, ¿ha supuesto esto un problema para tu trabajo en la empresa?, ¿te planteas estudiarlo?

No ha supuesto ningún problema a nivel laboral, pues trabajamos en inglés y español, pero sí a nivel personal, ya que en Beijing muy poca gente habla inglés, lo cual significa que he tenido que aprender unas 50 palabras para sobrevivir.

De todas formas, no me planteo estudiarlo, pues creo que, en un futuro, el chino que salga al extranjero a hacer negocios ya hablará inglés o llevará con él a alguien que lo hable. Digamos que no es una de mis prioridades. Además, requiere de mucho tiempo, del cual, ahora mismo, no dispongo.

– También nos decías que por el momento solo has vivido en Pekín y de hecho, piensas que si cambiaras de ciudad, solo te verías viviendo en Shanghái, ¿por qué? 

He visitado Shanghái en un par de ocasiones y me ha gustado mucho. Creo que, a excepción de Hong Kong (que no es China), es la ciudad más Occidental de la PRC. Además de que mi empresa tiene oficina ahí, cuento con numerosas amistades viviendo en Shanghái. Si a eso le sumas unas mejores condiciones climatológicas y más gente capaz de hablar inglés, resulta la opción más interesante de cara a un futuro no muy lejano.

– Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de venir a China es el del visado. ¿Con qué visado entraste al país para hacer las entrevistas de trabajo para acogerte al programa de becas Faro?, ¿y durante el periodo como becario y posterior contrato?, ¿qué hiciste para cambiarlo en todos los casos? 

Con el programa de becas Faro Global se accede a China con un visado Business F. La empresa que te acoge emite una carta de invitación y tú gestionas el visado en el Consulado Chino en España. Una vez aquí, cada tres meses, debes extender el visado, con un plazo máximo de un año.

Actualmente estamos gestionando el visado de Trabajo Z, el cual requiere de 2 años de experiencia laboral desde la obtención de tu título universitario, además de unos controles médicos previamente estipulados. 

– Por último, ¿qué consejo le darías a todos esos emprendedores que piensan que su futuro está en China?  

Sinceramente creo que, como todo el mundo sabe, es el momento de Asia, no sólo de China. Existen infinidad de oportunidades laborales y de negocio aquí.

Aconsejo que, el que venga, no tenga prisa, se arme de paciencia, y piense en un proyecto como mínimo a medio/largo plazo. Se organice bien y, sobre todo, se asesore mucho mejor. Este punto creo que será el más importante para acabar teniendo éxito. 

De nuevo, Carlos, muchas gracias por contarnos tu experiencia en este país, que seguro servirá de gran ayuda a los lectores de Trabajoenchina.org

Muchísimas gracias a vosotros por dar la oportunidad de explicar nuestra experiencia y animar a la gente a que salga de España en busca de un futuro mejor.

Ver también

Las personas chinas y su amabilidad: occidentales a ojos de orientales

¿Por qué nos miran tanto y sonríen? ¿Se están riendo de nosotros? ¿Estoy haciendo algo …

One comment

  1. De la entrevista se puede reconocer que este chico no tiene idea ni del funcionamiento del mercado chino, ni de la forma de hacer negocios en china. Un vende motos, vamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.