Home / Noticias / Consejos para preparar oposiciones

Consejos para preparar oposiciones

Si os estáis preparando unas oposiciones, a continuación vamos a daros algunos consejos para preparar oposiciones con los que conseguiréis solucionar algunos de los problemas más habituales que a menudo influyen negativamente en los resultados del opositor.

Consejos para preparar oposiciones

Tener en cuenta requisitos y méritos

En primer lugar, antes de comenzar a preparar una oposición es necesario tener en cuenta los requisitos, teniendo en todo momento que asegurarnos de que cumplimos con ellos, ya que de lo contrario no podremos presentarnos.

Hecho esto, también es importante tener en cuenta que en la mayoría de oposiciones (concurso oposición), se tendrán en cuenta los méritos, los cuales sumarán puntos adicionales.

Estos méritos generalmente se refieren a la realización de distintos tipos de cursos que por norma general estarán relacionados con las oposiciones a realizar. No obstante, a menudo también se tienen en cuenta otros como tipos de permiso de conducción, idiomas, etc.

En este sentido, lo ideal es realizar dichos cursos antes de que salga la convocatoria, de forma que dispondremos de una puntuación adicional que nos ayudará a subir varios puestos a la hora de conseguir nuestra plaza fija.

Comienza a estudiar estableciendo metas

Para conseguir avanzar es importante establecer metas. Para ello diseñaremos una estrategia adecuada atendiendo a nuestros objetivos y tiempo disponible así como en función de nuestras posibilidades.

Consejos para preparar las oposiciones b

En este sentido es primordial tener en cuenta la importancia de adaptar el estudio a lo que somos capaces de hacer, nunca intentar sobrepasar nuestras capacidades, ya que de lo contrario podemos acabar echando a perder todo el proceso.

Organiza el estudio de un modo adecuado

Una vez que hayamos establecido las metas, lo siguiente que tendremos que hacer es organizar el estudio de forma adecuada. Deberemos escoger los horarios adecuados así como un lugar para estudiar que nos permita la máxima concentración, huyendo de las distracciones innecesarias.

Hay personas que prefieren estudiar en una biblioteca, mientras que otras se sienten más a gusto en casa, etc. Deberemos escoger el lugar que más se adapte a nuestro modo de estudio.

Adaptar el entorno a nuestras necesidades de estudio

Con cierta similitud con el punto anterior tenemos que destacar la importancia de encontrarnos en un entorno adaptado a nuestros estudios.

Deberemos procurar que desaparezcan todas las distracciones como amigos que nos llaman por teléfono, los hijos, la familia, etc.

Si hemos hecho un plan correcto, podremos dedicar tiempo a todos ellos, pero en cualquier caso, las horas destinadas al estudio deberán ser cumplidas.

Por otra parte, en un escritorio tan sólo debe haber el material necesario para el estudio; ni peluches, ni teléfonos, ni ordenadores con juegos o con conexión a Internet (salvo que lo necesitemos para el estudio), sin libros de otras materias distintas a las que estamos dedicando la hora, etc. Cualquier cosa puede acabar distrayéndonos, por lo que, cuanto más lejos las tengamos, mucho mejor.

Cumplir siempre con el plan preparado

Preparar un plan exige un cierto tiempo, pero sobre todo nos va a ayudar a organizar mejor nuestro estudio y alcanzar las metas que nos hemos propuesto.

Hay que tener muy presente que, si no lo cumplimos, habrá sido tiempo perdido, y en cualquier caso no lograremos nuestro objetivo.

Consejos para preparar las oposiciones c

Eso sí, es posible que al establecer las metas no hayamos sido justos con nuestras capacidades, habiéndonos empujado a estudiar más de lo que somos capaces de asimilar. Esto ocurre sobre todo cuando vamos contrarreloj debido a que no nos hemos tomado el tiempo necesario para preparar las oposiciones.

Si esto ocurre, antes de intentar seguir algo que no nos va a resultar fructífero, lo adecuado es parar para adaptar el plan a las nuevas condiciones, ya sean por capacidad de asimilación o incluso porque, por cualquier razón, nos veamos obligados a modificar el horario (hijos, quehaceres, trabajo, etc.).

En cualquier caso, es un error intentar ir adaptándonos a un plan que no está bien diseñado, ya que no lograremos el objetivo que nos habíamos marcado.

Dedica tiempo al estudio, pero también al ocio

Otro de los errores habituales a la hora de preparar unas oposiciones es centrarnos en exceso en los estudios.

Por supuesto que hay que estudiar muchas horas, pero para conseguir la máxima efectividad para cada una de ellas, lo adecuado es tener presente también el tiempo de ocio cuando estamos organizando el plan de estudio.

Descansar cada cierto tiempo nos será de mucha utilidad para recargar las pilas, deshacernos del estrés y sobre todo para conseguir un mayor rendimiento por hora.

No olvidéis que una mente despejada consigue mucho más que una mente saturada.

Ten confianza en ti mismo

Todos sabemos que estudiar no es fácil, y a menudo nos encontramos con temporadas o incluso con temas concretos que hacen que nos atasquemos.

Es importante guardar la calma en estos casos, y es que, el obsesionarnos y pensar que no vamos a poder superarlo, se convertirá en nuestro principal problema.

Consejos para preparar las oposiciones d

Por ello recomendamos trabajar la confianza en sí mismo, y para ello vuelve a ser esencial establecer un plan de estudio acorde a nuestro rendimiento y posibilidades.

Si alguna vez nos estancamos, puede ser mejor pasar a otro tema o incluso tomarnos un descanso antes que seguir insistiendo y aumentar el tamaño del bloqueo.

Prepárate para las horas antes del examen

Las horas antes del examen también son importantes. A menudo estudiamos hasta última hora pero, seamos francos, lo que no hayamos aprendido ya, no lo vamos a memorizar en estos minutos previos, por lo que lo mejor que podemos hacer es descansar suficientemente y evadirnos un poco, ya que de esa forma iremos menos saturados y con la mente despejada y preparada para rendir al máximo.

A su vez siempre es recomendable llegar con tiempo suficiente a la prueba, evitando así ir contrarreloj, lo cual alimenta cosa mala los nervios.

Pese a llegar con tiempo de sobra, también es importante evitar que otros opositores minen nuestra confianza. Es habitual hablar en estos momentos acerca de un tema concreto, trabajos, exámenes previos, etc., todo ello conceptos innecesarios que tan sólo nos llevarán a ponernos más nerviosos de la cuenta, además de que no benefician en ningún sentido.

Si hemos preparado bien el examen, aunque algo de lo que se comente a priori no lo recordemos, no pasa absolutamente nada, ya que puede ser simplemente los nervios previos e incluso, quizás alguien haya dado importancia a algo que nosotros hemos considerado era menos relevante. No olvides que esa persona también habrá dejado por el camino conceptos que nosotros sí conocemos, por lo que no hay que calentarse la cabeza innecesariamente.

Ya estás en el examen

Bien, ya te encuentras en el momento crucial donde pondrás a prueba si has hecho todo de forma adecuada.

Aquí lo primero que hay que hacer es ser consciente de que no es el fin del mundo, y si no conseguimos superar las oposiciones, habrá otras más adelante, por lo que los nervios se van a quedar fuera, y ya los recogeremos cuando salgamos si nos hacen falta.

Ahora tenemos que respirar hondo y comenzar con la prueba como si estuviésemos en casa estudiando, ni más ni menos.

Consejos para preparar las oposiciones e

En cualquier caso, lo recomendable es comenzar con las preguntas más sencillas o relacionadas con los temas que dominamos mejor. No debemos olvidar que gran parte de las oposiciones se llevan a cabo mediante test, razón por la cual es importante entrar al examen sabiendo el modo de puntuación, cuánto suma cada pregunta acertada, cuanto resta cada pregunta equivocada y si se tienen en cuenta las preguntas no contestadas.

Esta será parte de nuestra estrategia, ya que en ocasiones es mejor no arriesgarnos y dejar en blanco una pregunta sobre la que dudemos que lanzarnos y perder puntuación.

Dispondremos de un tiempo que generalmente será suficiente para contestar todas las preguntas, y en cualquier caso, siempre es mejor dejar algunas sin contestar que intentar hacerlas todas deprisa y corriendo. Es por ello que lo ideal es empezar por las más sencillas, a la vez que también nos ayudará a pasar la primera fase de nervios y nos permitirá calentar nuestro cerebro.

En caso de que, durante el examen, nos surja cualquier duda, no tendremos más que preguntar al responsable que haya en el aula. Nunca dejemos nada al azar, y desde luego no nos juguemos el examen con suposiciones. Este encargado está ahí para ayudarnos, y es por ello que recurriremos a él en caso de cualquier tipo de duda.

Si seguimos estos consejos para preparar las oposiciones, estamos totalmente convencidos de que nuestros resultados serán mucho mejores, además de que el proceso será más llevadero y menos estresante.

Y vosotros, ¿qué trucos tenéis para preparar unas oposiciones?

Ver también

8 Trucos para Combatir la Caída de Productividad en Verano

Infografía ofrecida por Wrike – Programas De Gestión De Proyectos

One comment

  1. La web Oposiziones tiene un buen compendio de cursos preparatorios de oposiciones, ordenadas segun la Comunidad Autonoma espanola donde se impartan o por sectores. Ademas, tambien tiene una seccion de actualidad donde podemos ver donde se abren plazas para oposiciones publicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.