Home / Trabajar en el extranjero / Trabajar en Asia / Trabajar en China / Costumbres en China / ¿Es verdad que a los chinos les encanta hacer apuestas?

¿Es verdad que a los chinos les encanta hacer apuestas?

Hace poco ha salido a los medios la noticia de que los casinos de Macao, única región de China donde el juego es legal (junto con algún club de Hong Kong, aparentemente), han registrado cuantiosas pérdidas en los últimos meses, debido a las recientes políticas económicas del Gobierno chino, hasta el punto de que es posible que el crecimiento de Macao se ralentice debido a ello. La cuestión que inevitablemente surge tras esto es, ¿tanto juegan los chinos en Macao como para que ocurra esto?

Ajedrez chino (象棋, xiangqi)

La cuestión, más que el número de chinos que apostaban en los casinos de Macao, es la de las cantidades que se jugaban: las apuestas en los casinos de Macao han sido una forma habitual de blanquear dinero para los chinos de un cierto nivel económico. Pero los chinos de a pie, lógicamente, no bajan a Macao cada vez que quieran jugarse algo. ¿Se apuesta en China, pues, si es ilegal?

Pues, irónicamente, sí. Ahora bien, tendremos que distinguir entre juegos de apuestas y juegos que no lo son. Una cosa que suele ser bastante llamativa para el turista en China es la presencia, en muchas calles, de grupitos de hombres, casi siempre mayores, rodeando un tablero, al frente del cual hay dos contrincantes: estamos, en este caso, presenciando una partida de ajedrez chino. En estos juegos rara vez se suele apostar, y los abuelillos que lo juegan lo hacen únicamente para entretenerse. La gente que pasa por la calle, sobre todo los aficionados a este juego, suelen pasarse a mirar y comentar alguna jugada. También en las calles, aunque con mucho menor poder de convocatoria, se puede ver a gente jugando a las cartas.

Fichas de mahjong
Fichas de mahjong

Pero, sin lugar a dudas, el juego estrella es el majiang (麻将) o mahjong, un juego para cuatro personas, compuesto de 144 fichas con diferentes símbolos (unas llevan números en caracteres, otras en discos, un grupo más con bambús, otro grupo no lleva número…). Las reglas son relativamente fáciles de aprender, y el hecho de que necesite de tantas personas para ser jugado hace que sea un juego muy social: se juega dentro de las familias en las reuniones de Año Nuevo y también en la celebración entre amigos después de las bodas. Sin embargo, a pesar de esta sencillez de las reglas, dominarlo bien requiere mucha habilidad y dominio de estrategia, lo que lo convierte en un juego muy competitivo. Fuera del contexto familiar, la mezcla de mahjong y grandes dosis de alcohol han llevado a hacer grandes apuestas que han dejado a familias completas en la ruina (estamos hablando de llegar a apostar hasta incluso la casa familiar, y no estoy hablando de casos puntuales), lo que unido a los disturbios que estas partidas generaban entre ganadores y perdedores ha llevado al Gobierno a prohibir que se juegue al mahjong en las calles.

Aun así, dentro de las comunidades cerradas de vecinos es relativamente normal ver a grupitos de vecinas echando alguna partidilla amistosa en las tardes de primavera, mientras hablan de sus cosas y comen pipas. Y existen casas de juego, reguladas por esa alegalidad en la que ocurren algunas cosas en China, donde pueden verse las características mesas cuadradas de juego de mahjong y donde también se apuesta, muy a pesar de los carteles donde se prohíbe esta práctica.

Fuente de las imágenes | Zontik, mikasabj.com.cn, Selma Balsas

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.