Home / Noticias / Callos a la madrileña (Thermomix)

Callos a la madrileña (Thermomix)

Los callos a la madrileña son uno de esos platos ideales para cuando llega el crudo invierno. Este guiso es todo un estandarte dentro de la gastronomía madrileña y, aunque a simple vista parezca algo desagradable por las tripas de vacuno, es algo que invito a probar.

Si eres de los que va a darle una oportunidad a esta receta, prepara una olla rápida y tu thermomix porque repetirás en más de una ocasión.

callos a la madrileña thermomix

Tiempo de preparación: 5 minutos
Tiempo de cocción: 2 horas y 40 minutos
Dificultad: Fácil

Ingredientes

  • Un kilo de callos cocidos (tripas de vaca o cordero)
  • 400 mililitros del caldo de la cocción de los callos
  • 70 mililitros de aceite de oliva
  • 70 gramos de morcilla
  • 70 gramos de chorizo (o sarta dulce)
  • 70 gramos de tacos de jamón
  • Dos dientes de ajo
  • 200 gramos de cebolla
  • Dos cucharadas de café de pimentón dulce
  • Una guindilla o cayena (opcional)
  • Sal y pimienta al gusto
  • Una hoja de laurel

Preparación

1. Hierve los callos durante 2 horas en una olla rápida. Cuela el caldo con un colador y reserva.
2. Corta el chorizo y la morcilla en trozos. Haz lo mismo con la cebolla, pero, en este caso, en cuartos.
3. Incorpora en el vaso de thermomix la cebolla, los dos dientes de ajo y el aceite de oliva. Tritura a velocidad 4 durante 4 segundos y, seguidamente, cocina durante 8 minutos a 100 grados, velocidad cuchara.
4. Agrega los trozos de chorizo y los tacos de jamón. Continúa cocinando durante 2 minutos a 100 grados, velocidad cuchara. Cuando esté a punto de finalizar la cocción, vierte el pimentón dulce por el hueco o vocal del vaso del robot de cocina.
5. Pon el caldo de los callos, la hoja de laurel y la guindilla. Salpimenta al gusto y programa durante 10 minutos a 100 grados, velocidad cuchara.
6. Transcurridos los 10 minutos, añade la morcilla cortada en trozos y los callos. Cocina durante 20 minutos a 100 grados, giro a la izquierda, velocidad cuchara.
7. Cuando se termine de cocinar, sirve los callos a la madrileña en un recipiente de barro.

¡Buen provecho!

Consejo: Para disfrutar aún más de este plato tan delicioso, no olvides tener una buena barra de pan cerca para mojar con el caldo.

Ver también

8 Trucos para Combatir la Caída de Productividad en Verano

Infografía ofrecida por Wrike – Programas De Gestión De Proyectos