Cristina, arquitecta en Pekín

Durante estos casi dos años de andadura de Trabajoenchina.org, muchos han sido los lectores que nos han preguntado sobre la situación de los arquitectos en este país. Por esta misma razón, hoy, en Hispanohablantes por China tenemos el placer de hablar con Cristina Bermejo, para sea ella misma quien nos hable de su experiencia como arquitecta en China.

Arquitectos en China Pekín

Nombre: Cristina Bermejo García
Ciudad natal: Madrid
Ciudad en China: Beijing
Fecha de llegada: Septiembre 2008
Edad: 28
Profesión: Arquitecto
Estudios: Universidad Politécnica de Madrid. E.T.S.A.M.

– Hola, Cristina. Gracias por echarnos una mano resolviendo algunas de las dudas que durante estos meses nos han preguntado muchos lectores sobre los arquitectos en China. Esperamos que tu experiencia les sea útil. En primer lugar, queríamos saber  por qué decidiste dar el paso de venir a China, ¿por trabajo, por la crisis o atraído por esta cultura?

En un principio vine a un curso de mandarín de 3 meses, después de haber terminado el proyecto de fin de carrera en Madrid. Después decidí seguir estudiando, y ya que la cosa empezaba a estar mal en España decidí probar suerte aquí. Empecé en un estudio chino donde iba por las tardes a colaborar con determinados proyectos, era la única extranjera. Meses después de empezar me ofrecieron un puesto fijo, y fue entonces cuando decidí quedarme.

– ¿Por qué Pekín?, ¿crees que hay más oportunidades de trabajo en este área que en otras ciudades o piensas que se está saturando el mercado?, ¿recomendarías alguna otra ciudad?

Fue Pekín porque la universidad que mire estaba aquí. La ciudad me gustó mucho, aunque en invierno hace demasiado frio y en verano un calor agobiante. Creo que el mercado para los arquitectos en Pekín está bastante saturado. Arquitectos españoles e italianos es fácil que haya en muchos estudios extranjeros, o con oficina en China, incluso también en estudios chinos. Son ciudades con un gran crecimiento económico como Shenzhen, Tianjin o Qingdao las que creo que tendrán más demanda;  incluso zonas del interior como Chongqin o Wuhan en las que hay muchos proyectos de arquitectura. Aunque para estas últimas, el idioma puede ser bastante necesario o indispensable.

– Muchas personas nos hacen esta misma pregunta, ¿es verdad que hay tanta demanda de arquitectos extranjeros en China?

Si y no, me explico. Si hay demanda, porque obviamente todo lo que no se está construyendo en Europa y EE.UU se está haciendo aquí. Pero también se ha notado un bajón en el mercado inmobiliario, incluso aquí. Y el gobierno chino también ha tomado medias para no provocar una burbuja inmobiliaria. Por ejemplo ahora para comprar una segunda vivienda es necesario en según qué ciudades pagar una multa, todo esto para evitar la especulación en la vivienda. Aunque aquí nunca es el propietario dueño de la tierra sino que el gobierno le da una concesión por 70 años en el caso de los chinos y 50 para los extranjeros. Es cierto que será en estos próximos años cuando empiecen a cumplirse estos plazos y ni siquiera los chinos saben si podrán seguir usando estas viviendas o se les hará renovar una nueva concesión.

– ¿Qué exigencias suelen pedir las empresas para trabajar en China?, ¿experiencia?, ¿idiomas?, ¿algún perfil en concreto?

Antes creo que el perfil era diferente, con ser extranjero valía. Valoran mucho nuestra capacidad para el diseño y la creatividad de los arquitectos europeos. Ahora cada vez se pide más preparación, pero sobre todo se valora mucho el dominio del mandarín y la experiencia previa en china. Trabajar aquí no es igual que Europa o EE.UU.; normativa, plazos de entrega, el trato con el cliente, todo es diferente.

– ¿Es la situación igual para los arquitectos superiores que para los arquitectos técnicos?

Conozco a más arquitectos que arquitectos técnicos en China. Un buen amigo mío del colegio que es arquitecto técnico también trabaja en Pekín, ahora está llevando la coordinación en obra y el control de seguridad y salud de una fábrica y oficinas de una ciudad cercana a Guangzhou. En su caso lo que se valora es la experiencia en obra y la calidad de ejecución de los estándares extranjeros frente a los chinos.

China está intentando mejorar sus técnicas y sistemas y en eso saben que teniendo gente de fuera pueden tener esta oportunidad aunque en muchas ocasiones no se hagan las cosas exactamente como quisiéramos.

– ¿Dónde encontraste tu primer trabajo, una vez estabas en China o desde España?, ¿cómo lo hiciste?

Como he mencionado anteriormente, encontré el trabajo una vez estando en China. Muchos compañeros lo encuentran desde España, dado que actualmente la tramitación de los visados no es tan fácil como hace unos años y llegar con visado de turista y cambiar al de trabajo suele costar una semana en Hong-Kong, o un viaje de ida y vuelta a España.

– ¿Qué documentación deben preparar las personas que quieran trabajar como arquitectos en China?, ¿hay que hacer algún tipo de validación con el título universitario o basta con una traducción al inglés?, ¿tiene el portafolio algunas características específicas?

Nuestro título en si está reconocido, es decir están reconocidos los estudios. Pero en China nosotros no podemos o no tenemos responsabilidad civil, necesitas estar registrado y para ello los arquitectos chinos hacen varios exámenes para conseguir lo que aquí llaman licencia (hay varios grados o clases y dependiendo de ellos estas más o menos cualificado para según qué tipo de proyectos). Estas licencias se depositan en nombre de empresas (o institutos de diseño que antiguamente eran las únicas “empresas” que hacían arquitectura aunque dependían del gobierno y ahora la mayoría son empresas privadas), dependiendo del número de licencias (arquitectos registrados por el sistema chino) que tenga dicha empresa, esta tiene competencia para hacer determinado tipo/tamaño de proyectos/obras. Es un sistema totalmente diferente al español.

– ¿Qué nos puedes contar acerca de las entrevistas de trabajo qué has hecho en China?

Creo que son como cualquier otra entrevista, siempre suele haber alguien que hable inglés si el jefe de la empresa es chino. O en mi caso si dices que sabes hablar chino en un entorno laboral suelen hacerte entrevista en chino y en inglés. Hace medio año cambié de trabajo y el director del estudio para el que trabajo ahora es alemán, con lo cual hice dos entrevistas, una de ellas con él en inglés y otra en chino con otra directora del estudio que es de Singapur.

– Cuéntanos qué tipo de visado tienes, si siempre ha sido así, quién te lo ha facilitado en cada uno de los casos y qué tuviste que hacer para cambiarlo.

Tengo un visado Z de trabajo, mucha gente trabaja en china con visado F de bussines, pero se supone que no te pueden pagar en China con lo cual rozas el límite de lo “legal” cosa que en este país están intentando mejorar. Pero a casi todos mis compañeros les intentan legalizar el visado. Para ello necesitas 2 años de experiencia previa y que tu empresa te facilite un permiso de trabajo. En esto suelen tardar 2 meses aproximadamente y yo siempre lo he tramitado en China. Es habitual entrar con una visa F y cambiar a una Z.

Arquitectos en China Cristina

– Según nos has comentado, has tenido la oportunidad de trabajar en diferentes estudios en China, tanto para empresas chinas como internacionales, ¿qué diferencias has encontrado entre trabajar en China para un jefe chino y trabajar en China para uno alemán?

La verdad que muchas. También creo que depende de la persona, pero he de decir que conecto mejor a un nivel profesional con mi jefe alemán que con mi anterior jefe chino. Nuestro lenguaje de trabajo es el mismo, dado que mi exjefe chino también hablaba inglés, pero en la manera de trabajar y de hacer las cosas creo que china tiene muchos aspectos culturales que muchas veces suponen una barrera infranqueable aun dominando el idioma.

– Y con respecto al trabajo, ¿encuentras alguna diferencia con la forma de realizar los proyectos en China con respecto a cómo se hacen por ejemplo en España?

Es muy diferente, también nosotros al ser extranjeros solemos estar más involucrados en el diseño  y menos en la parte técnica (simplemente por razones de idioma y competencias). Aquí los plazos son muy cortos, un anteproyecto se puede hacer en una semana, un básico en menos de un mes, y estar haciendo el proyecto de ejecución en paralelo. Esto siempre hablando de proyectos de bastante mayor tamaño que en España. Por poneros un ejemplo bastante gráfico, mi primera participación en un proyecto fue un edificio de 17 viviendas en la zona de embajadores en Madrid, en total tenía 6 pisos y 3 niveles de parking. El proyecto que dirijo ahora tiene 5 fases, la 5 fase que estamos desarrollando ahora tiene un área construida de más de 448.000 metros cuadrados. Son la mayoría proyectos tan grandes que es imposible comparar. El año pasado antes de dejar el estudio chino donde trabajaba fui arquitecto responsable de un proyecto de una torre de oficinas de 250m de altura en Qingdao que ahora está empezando a construirse, en Madrid hay 4 torres como esta. Pensar que haya podido participar en este tipo de proyectos es algo que en España solo puedes hacer siendo un arquitecto de renombre.

– ¿Es necesario saber chino para trabajar como arquitecto en este país o sabiendo inglés es suficiente?

Como he mencionado anteriormente, creo que no es necesario saber chino pero cada vez se valora más y creo que es bastante necesario si se quiere participar de una forma más activa en los proyectos. Pero un buen nivel de inglés suele ser suficiente.

– Cambiando un poco de tema, en tu día a día, ¿qué es lo que más te llama la atención de China? Cuéntanos alguna anécdota que hayas vivido.

 Creo que de China no hay día que no haya algo que no me sorprenda. Quizás lo que más me llame la atención es la rapidez con la que cambia todo. Pasan 2 meses y pueden haber tirado un edificio y tener otro ya a medio construir. El problema de que estén creciendo tan rápidamente es que la sociedad no avanza tan rápido y se están perdiendo muchos valores sociales muy básicos y sobre todo en las grandes ciudades se nota mucho la competitividad y se deja de lado la amabilidad.

Otra cosa que nos preocupa a todos es la creciente contaminación que hay en muchas ciudades chinas, cuando hay semanas en las que solo ves el cielo gris, se echa mucho mucho de menos España.

– Por último, ¿podrías mandar algún mensaje o consejo a los arquitectos que están pensando en venir a China a buscarse la vida?

Paciencia. Creo que este es el mejor consejo. No desesperarse. Y sobre todo tomarse las cosas como mejor se pueda. En muchos sitios no te entienden o tienes que esperar largas colas, aglomeraciones de gente, etc. Mantener la calma y sobre todo no desesperarse suele ser algo que practicamos los que vivimos en china cada día… Y si no siempre te puedes pasar al taoísmo y practicar un buen “ooooommmm”.

De nuevo, muchas gracias por compartir este rato con nosotros. Queríamos aclarar que, aunque evidentemente Cristina nos ha hablado de su experiencia personal, ella está en contacto desde hace años con muchos otros arquitectos extranjeros, entre ellos españoles, que hacen que su testimonio sea bastante representativo de este sector.

Ver también

Las personas chinas y su amabilidad: occidentales a ojos de orientales

¿Por qué nos miran tanto y sonríen? ¿Se están riendo de nosotros? ¿Estoy haciendo algo …

One comment

  1. Genial entrevista, gracias por compartir tu vida en China con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.