Ariadna González, empresaria en Pekín

En los apenas dos años que Ariadna González lleva viviendo en China, podemos decir que ha aprovechado muy bien el tiempo y es que, tras trabajar en Chongqing y en Pekín, siempre en el campo de la educación, hoy visita nuestra página web para hablarnos de su propia empresa, LinCa Educación Global.

Ariadna González, empresaria en Pekín

Nombre: Ariadna González
Ciudad natal: Barcelona
Ciudad en China:
Pekín
Fecha de llegada: 21 de enero de 2012
Edad: 33
Profesión: Educadora
Estudios: Diplomada en Trabajo Social y Licenciada en Antropología Social y Cultural. Master en Estudios Asiáticos. Master en Administración Pública

– Bienvenida, Ariadna. Tal y como decía en la entrada, antes de vivir en Pekín ya habías estado una temporada en Chongqing, ¿qué venías a hacer exactamente?, ¿por qué Chongqing?

Decidí venir a China para realizar el trabajo de investigación final del Master de Estudios Asiáticos. Me pareció imprescindible venir a China para realizar la investigación.

En Barcelona un amigo me habló de Chongqing. Me dijo: ¿sabes que hay una ciudad de más de 30 millones de habitantes que se llama Chongqing y es alucinante? Chong… que? No podía creer que existiera una ciudad tan grande de la que nunca había oído hablar. Aunque después he descubierto que hay muchísimas ciudades enormes en China de las que nunca había oído nada.

Me informé un poco sobre Chongqing y en menos de una semana había comprado el billete. Pensé: esto hay que verlo y ya! Cuando llegué a Chongqing no podía creerlo. Fue llegar de pleno al corazón de China.

– Muchas personas nos escriben para preguntarnos acerca de dónde estudiar chino en China y en tu caso optaste por estudiar en una universidad (Universidad de Estudios Internacionales de Sichuan), ¿cómo fue aquella experiencia?, ¿recomendarías dicho centro?

Como sabes en China se hablan multitud de dialectos y el idioma de la calle en Chognqing es el Chongqinghua. Si bien es cierto que esto puede ser una dificultad, la realidad es que estudiar en ciudades alejadas de la costa te permite interactuar más con la gente local. La gente es más abierta con los extranjeros y tienen curiosidad. Eso te permite practicar más que en otras ciudades más saturadas de extranjeros. En Chongqing, SISU es la mejor opción. Tienen un programa específico para extranjeros bastante completo para niveles básicos.

Es cierto que en este tipo de ciudades no tienes tal vez los servicios o comodidades occidentales que tienes en ciudades como Beijing o Shanghai, pero en otras ciudades con menos extranjeros es más fácil integrarte.

– ¿Qué peso crees que en tu caso ha tenido la inmersión cultural en el aprendizaje del chino?, ¿qué consejo le podrías dar a las personas que están pensando en venir a China para estudiar o seguir estudiando esta lengua?

Sin inmersión cultural es imposible estudiar un idioma… esa es la base también de nuestra empresa, un idioma no son solo palabras. Hay que interactuar y entender la cultura para poder aprender chino. En mi caso, creo que la inmersión cultural tuvo y tiene un peso total, porque si no fuera por esta motivación ya hubiese abandonado los estudios. El chino es un idioma muy diferente y complicado. El hecho de quererte integrar en una sociedad tan diferente es un elemento motivador para seguir estudiando.

Pues mi consejo es el de siempre: que intenten integrarse y hacer vida con los chinos. No es fácil, y menos en la capital, pero es la única manera.

– Cuando decidiste trasladarte a Pekín, ¿lo hiciste por motivos laborales o personales?

Por los dos un poco. La verdad es que después de un año en Choqning, pensé que me vendría bien una ciudad un poco más internacional, pero el argumento de peso fue el profesional. Empecé a trabajar en una empresa americana que tenía su sede en Beijing. La verdad es que ahora echo de menos Chongqing…

– ¿Cómo fue esa búsqueda de empleo?, ¿qué herramientas utilizaste?

Buscar un trabajo en China no es nada fácil. Puedes tener muchos trabajos parciales y temporales para ir tirando, pero buscar un trabajo estable es muy complicado y puede ser una lucha muy frustrante.

Conseguir el visado de trabajo es cada vez más difícil y el hecho de que una empresa esté interesada en ti, no significa que te puedan tramitar la visa ni que te vayan a contratar al final. La verdad es que después de meses de buscar en la red, contactar con empresas, asistir a Ferias de trabajo y hablar con gente, las opciones no eran muchas.  Supongo que la suerte nunca viene sola, pero se puede decir que tuve suerte y fue ella la que me encontró a mí.

– En Pekín empiezas a dar tus primeros pasos en el que hoy en día es el campo de trabajo de tu empresa, ¿cuál era tu papel en Globalsemesters?

En Globalsemesters era la coordinadora de los diferentes programas de intercambios en Beijing. Me ocupaba de asistir a sus estudiantes americanos de intercambios desde antes de llegar a China hasta que se iban. Tenía que tratar con sus universidades en China,  buscarles alojamiento, planificar el programa de actividades y de viajes y por supuesto era su punto de contacto para cualquier emergencia. La verdad es que fue una gran experiencia y aprendí muchísimo.

– Con toda esta experiencia que nos has contado decides crear hace unos meses LinCa Educación Global, ¿en qué consiste exactamente este proyecto?, ¿qué servicios ofrecéis a vuestros estudiantes?

Nuestra empresa recluta, forma y envía estudiantes chinos a España y Sudamérica y viceversa. Ofrecemos un servicio global que les garantiza la formación antes de llegar al país de destino, el acompañamiento en éste y el post viaje. Ofrecemos todos los servicios que puedan necesitar para preparar su viaje y les acompañamos y asesoramos en todo el proceso.

– En una conversación previa me comentabas que no sois pioneros en este campo, ¿qué va a diferenciar a Linca Educación Global de otras empresas del sector?

Nos dimos cuenta de que ya había muchas empresas que hacían este trabajo, pero sus programas están a veces lejos de lograr una integración cultural real en el país de destino y el acompañamiento es muchas veces escaso. Podemos decir que un estudiante puede pasar 6 meses en Beijing sin tener oportunidad real de conocer la cultura China o interactuar con chinos. China es un país difícil, y por muy abierto que seas, a veces es complicado abrir canales directos. En las grandes ciudades llenas de extranjeros es difícil integrarse. Somos una empresa pequeña, humilde pero tenemos los recursos necesarios. Sólo queremos dar el servicio que tal vez nos faltó a nosotros cuando llegamos.

empresa en China

– Los comienzos de una empresa nunca son fáciles y el hecho de fundarla en un país extranjero dificulta aún si cabe más los trámites, ¿quién os está asesorando en todo este proceso?, ¿tenéis algún socio chino como suelen hacer muchas empresas extranjeras?

Efectivamente. La realidad es que no se puede montar ninguna empresa en China sin un socio chino. Nuestra empresa es una empresa familiar de chinos y españoles. Somos un hibrido donde la parte española no da un paso sin que la parte china lo apoye también. Entendemos que nuestro tipo de empresa no tiene sentido si no tenemos en cuenta nuestras propias diferencias culturales y maneras de entender los procesos.

Muchas veces los procesos son lentos y el funcionamiento de la burocracia china es incomprensible para nuestra mentalidad. Entonces es cuando el equipo chino coge un papel más activo.

– ¿Nos podrías contar a grandes rasgos qué pasos habéis seguido para fundar vuestra empresa en China?, ¿con qué dificultades os habéis topado?

Lo más difícil en China son los contactos. Los círculos son cerrados y se puede decir que como en todos los sectores hay grandes monopolios. En nuestro caso no ha sido y no es fácil. Pero poco a poco vamos abriendo camino y tenemos claro lo más importante: el trabajo bien hecho es nuestra carta de presentación. No hay que desaprovechar ninguna oportunidad y responder cuando toca.

También nos ha funcionado mucho asociarnos con empresas locales pequeñas como la nuestra en ambos países.  Las empresas pequeñas están más abiertas a colaboraciones y son una gran oportunidad para sumar esfuerzos. Actualmente hay gente emprendiendo proyectos muy interesantes y nosotros estamos abiertos a todo.

Ariadna, muchas gracias de parte del equipo de Trabajoenchina.org y sobre todo, de nuestros lectores, a quienes seguramente ayudarás con tu experiencia y tus consejos. Os deseamos mucha suerte con LinCa Educación Global

Muchas gracias a ti por el esfuerzo y el trabajo diario.