Home / Costumbres en China / A Touch of Sin (Jia Zhang-ke, 2013)

A Touch of Sin (Jia Zhang-ke, 2013)

A Touch of Sin (Jia Zhang-ke, 2013)A Touch of Sin (2013)
Director: Jia Zhang-ke
Guión: Jia Zhang-ke
Actores:  Jiang Wu, Zhao Tao, Wang Baoqiang
Fotografía: Yu Lik-wai

Jia Zhang-ke pertenece a esa denominada “Sexta Generación” de directores chinos, que en la década de 1990 vieron la luz en el cine más independiente, realizando películas de bajo presupuesto y en formato amateur. Estos cineastas querían llevar a la gran pantalla lo que la férrea censura china no dejaba mostrar a otros, los problemas de la sociedad, dar voz a los desorientados y menos representados que viven en la China más urbana de finales del milenio. Y en este sentido Zhang-ke ha seguido siempre explorando estas temáticas.

En occidente su obra más conocida, y por la que salto de forma inequívoca a la fama internacional, es “Naturaleza Muerta” (2006), con la que ganó el León de Oro del Festival de Venecia en 2006. Esta película, centrada en el condado de Fengjie durante la construcción de la presa de las Tres Gargantas, nos muestra a una serie de personajes fuera de lugar, en este caso por la implacable evolución de la propia ciudad. Mientras esta se destruye por una parte, y resurge por la otra, muchas personas pierden todo lo que podrían llamar pasado, quedando como seres sin hogar, ni casi alma, en una zona donde parecen no pertenecer. “Naturaleza Muerta” se desarrolla además con un claro estilo documental, cosa que se repetirá con más fuerza si cabe en películas posteriores de Zhang-ke “24 City” e “Historias de Shanghai”, películas que también se centran en el pasado y el contraste de este con el presente.

un toque de violencia

Estos elementos tan característicos del cine del director se plasman una vez más en “Un toque de violencia”, si bien aquí la ficción arrolla al documental, quedando este en un nivel puramente formal a la hora de afrontar el desarrollo. Jia Zhang-ke usa esta vez largos travellings, numerosas cámaras fijas y encuadres muy medidos, con pocos artificios, buscando el realismo dentro de su propia ficción.

Un toque de violencia” desarrolla cuatro historias reales que han sucedido en china durante la última década y que cobraron relevancia en la redes sociales. Una vez más volvemos sobre los personajes fuera de lugar, desorientados porque viven en un mundo que creen no reconocer, o simplemente no encuentran su lugar en el mismo. Pero esta vez existe una diferencia, en vez de parecer obnubilados en su propia existencia, estos personajes reaccionan a su situación, y lo hacen de la forma mas visceral posible, recurriendo a la violencia. Violencia que no se justifica ni se explica, simplemente se produce, y que toma diferentes formas, desde una explosión inicial tan exagerada que es casi caricaturesca -humorística-, a otras posteriores mucho más sutiles -y desoladoras- llevadas a cabo por pura desesperación, sea contra otros o contra uno mismo.

Jia Zhang-ke dibuja aquí la China más oscura, la de la corrupción y el capitalismo, la de los ricos que se creen por encima de los demás, la de los jóvenes sin esperanzas del futuro convertidos casi en esclavos de la propia sociedad industrial, la de parejas rotas, soledad y delincuencia. Y ante la perspectiva: “de donde venimos y hacia donde vamos”, solo se encuentra una respuesta, la violencia. No es de extrañar que esta película no haya pasado los controles del gobierno chino y tenga prohibida su distribución en territorio nacional, algo que ni los propios cineastas locales comparten.

un toque de violencia

Ver también

10 Costumbres chinas que terminarás asumiendo con el tiempo

Aunque a la llegada la mayoría de turistas se sorprenden de las diferencias culturales entre …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.